Reportajes Especiales

Carnavales del interior siguen siendo los más importantes del país

1991
0
Foto: Cortesía

Son punto de referencia en el país. Los Carnavales del interior específicamente los de la península de Azuero, son sinónimo de lujo, poder, excesos y sobretodo mucho dinero; su organización puede tardar todo el año, las tunas preparan tonadas y la alegre murga, mientras que la junta de carnaval se esmera en diseñar vestidos, joyas, polleras, disfraces, carros alegóricos y asesorar a la reina para que luzca impecable en cada una de sus presentaciones.

Carnaval de Las Tablas

Iniciaron en el siglo XIX y son los más esperados de todo el istmo, están cargados de esplendor y sobretodo muchísimo dinero que es invertido en flamantes carros alegóricos, trajes, joyas, polleras y disfraces para la reina.

El deseo de impactar y de hacer un espectáculo pomposo surge por la rivalidad entre las tunas de Calle Arriba y Calle Abajo, que realizan actividades durante todo el año para obtener dinero y así demostrar cual tiene más recursos para llenar de esplendor la capital de la provincia de Los Santos.

Carnaval de Chitré

Comparte muchas similitudes con el de Las Tablas, por ejemplo, que cuenta con una reina de Calle Arriba y Calle Abajo, prevalecen las tonadas, carros alegóricos y la rivalidad entre las tunas.

Este año a diferencia de los anteriores, cada tuna recibió por parte de la Junta de Carnaval de Chitré 34 mil dólares cada una para sufragar los gastos que conlleva la producción de ambas calles.

Carnavales acuáticos de Penonomé

Estas festividades se caracterizan por la abundante agua que se utiliza durante los culecos, no tiene reinas sino princesas que realizan un viaje en balsas por el río Zaratí el sábado de Carnaval.

De acuerdo a la historia, las fiestas giran en torno al río debido a que en el pasado este tramo acuático era utilizado por los indígenas para transportar madera, lana, aves y granos; que luego eran depositados en El Bajito, una llanura cercana al río donde los comerciantes acudían en búsqueda de la mercancía.