Reportajes Especiales

En el Día Mundial del Ambiente Panamá tiene muchos pendientes

48
2

La crítica situación del ambiente en Panamá demuestra que no existe una idea clara de lo que es una política de conservación y protección de los recursos naturales. En ello coinciden expertos y estudiosos del tema que cuestionan la imperceptible gestión de los organismos públicos responsables de esta tarea.

“La contaminación se ha convertido en uno de los principales desafíos para el medio ambiente en Panamá. El país centroamericano, que cuenta con una gran biodiversidad y un entorno natural privilegiado, está experimentando un aumento preocupante en los niveles de contaminación en diversos ámbitos”, destacan investigadores de la Universidad de Panamá.

Sin duda, estamos hablando de un gran reto el que debe asumir el nuevo Ministro de Ambiente, Juan Carlos Navarro, quien, por su trayectoria en esta materia, ha generado comentarios positivos y una elevada expectativa.

La minería

En medio de una gran variedad de fuentes contaminantes en el país, la minería emerge como el gran epicentro y el enemigo a vencer, tal vez por el gran alcance que tienen estas operaciones a cielo abierto y la forma como se ha concedido la explotación de minerales metálicos en Panamá. Las discretas voces indígenas y los argumentos de organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales, encontraron eco en una gran mayoría de ciudadanos que a finales del año 2023 salieron a las calles a exigir el cierre de la mina. La petición fue escuchada hasta hoy.   

Un documento suscrito por varias organizaciones ambientalistas de Centroamérica y dirigentes indígenas panameños, nos recordaba en aquella oportunidad que el proyecto Minera Panamá está situado en la provincia de Colón, en el Área Protegida de Donoso, que se encuentra dentro del Área Crítica de Biodiversidad y Bosques del Golfo de Los Mosquitos, de gran importancia mundial.

“Las Áreas Clave para la Biodiversidad (KBA, por sus siglas en inglés) son sitios críticos para la persistencia global de la biodiversidad y la salud del planeta. El gobierno panameño está obligado por ley a salvaguardar áreas protegidas como Donoso”, destaca este documento. No obstante, una mayoría parlamentaria y un Poder Ejecutivo sordo aprobaron un contrato que, además de violar estos preceptos universales, desconocía 25 artículos de la Constitución Nacional. Por esta razón fue declarado inconstitucional y fueron paralizadas las operaciones de la mina.

Hoy, este sigue siendo una tarea pendiente que le ha generado al Estado panameño un total de 6 demandas (arbitrajes) internacionales que superarían los 30 mil millones de dólares. Corresponde al nuevo gobierno definir el manejo de estas demandas con el menor impacto para el país, decidir el destino de la minería y accionar la recuperación del área devastada por las operaciones de First Quantum Minerals.

El manejo de los desechos

Otro factor de altísima prioridad para el país es el tema del manejo de los desechos. Panamá no cuenta con un sistema probado para recolectar, manejar y disponer la basura, razón por la cual éste se convierte en un factor contaminante muy activo y peligroso.

A la par de la contaminante y desagradable presencia de desechos en las calles, está el dantesco espectáculo del vertedero de Cerro Patacón, una fuente de contaminación permanente y descomunal que afecta el aire, ríos y mares.

El no poseer un sistema formal de manejo de desechos, no solamente se refleja en los dos puntos anteriores y en los incendios que colman el aire de elementos tóxicos que enferman a la población, permite que muchos objetos contaminantes se esparzan sin control hasta llegar a los afluentes y luego a los océanos, destruyendo la vida marina.

Otras fuentes importantes

La revista digital de la Universidad de Panamá reseña en uno de sus trabajos sobre el tema ambiental que, en las ciudades, el tráfico vehicular es una de las principales fuentes de contaminación del aire, lo que ha llevado a la implementación de políticas para reducir la emisión de gases contaminantes, sin embargo, aún queda mucho por hacer en este sentido.

Por su parte, expertos de la Universidad Tecnológica de Panamá reseñan que los desechos industriales, residuos tóxicos y desechos sólidos son también factores importantes que afectan el medio ambiente en países como el nuestro, generando un impacto negativo en la salud de las personas y la fauna marina.

Además, la deforestación y la tala indiscriminada de árboles en diversas regiones del país han provocado una disminución en la biodiversidad y en la calidad del aire, así como un aumento de la erosión del suelo.

Ante esta situación, señala un artículo en medios de la UTP, se hace necesario tomar medidas más eficaces para reducir la contaminación en Panamá y proteger el medio ambiente. Es importante la implementación de políticas ambientales más rigurosas, la promoción de prácticas más sostenibles en el ámbito empresarial y la concientización ciudadana sobre la importancia de cuidar y proteger el medio ambiente.