Nacionales

La seguridad hídrica es el gran reto para los próximos años

84
3
Hoy es Día Mundial del Agua, y el lema este año 2024 es «agua para la paz».
Panamá y muchos países celebran esta fecha en medio de una situación crítica debido al efecto de una larga sequía y el conocido fenómeno del Niño. Como sabemos, en el año 2023 no llovió lo suficiente para cumplir con el 100 por ciento de las reservas que se requieren para el verano de este año, de hecho, hubo un 30 por ciento menos de precipitaciones comparado con la media histórica.
Esta situación, como lo explican los expertos de la Autoridad del Canal, ocasionó que apenas se pudiera almacenar un 50 por ciento del agua requerida este año, lo cual ha encendido las alarmas, no solo al Canal de Panamá por las implicaciones que esto tiene en sus operaciones, sino a toda la población que sabe que en agua potable que se consume proviene de la misma cuenca hidrográfica.
Investigadores de la Universidad Tecnológica de Panamá aseguran que nuestro país cuenta con un recurso hídrico abundante. Sin embargo, según estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Panamá ocupa la primera posición a nivel de Latinoamérica en consumo de agua con 507 litros por persona por día, cuando el promedio mundial es de 189 litros por persona por día.
A pesar de las estadísticas, el panorama no parece ser tan fatalista. “Panamá ocupa la segunda posición entre los países con menor estrés hídrico a nivel mundial. No obstante, el país presenta grandes retos con respecto al tema de seguridad hídrica. El cambio climático y el rápido crecimiento de la población son algunos de los desafíos que enfrentaremos”, dijo hace unos meses atrás la investigadora de la UTP, Melisabel Muñoz.
Según el manifiesto de la ONU, la salud pública y la prosperidad, los sistemas alimentarios y energéticos, la productividad económica y la integridad ambiental dependen del buen funcionamiento y la gestión equitativa del ciclo del agua.
Con motivo del Día Mundial del Agua, es necesario que todos nos unamos en torno al ella y la utilicemos en favor de la paz, sentando las bases para un futuro más estable y próspero.