Uncategorized

En América Latina el consumo diario de leche no alcanza los niveles mínimos recomendados

310
1

Junto a las vegetales y frutas, diversas investigaciones  han dado a conocer cómo la leche es fuente esencial de nutrientes que aportan energía, conteniendo proteínas de alta calidad, carbohidratos (lactosa) que contribuyen en la absorción de calcio y grasas, que son fundamentarles para el transporte de vitaminas liposolubles, considerándola como un alimento completo en una dieta balanceada, a partir del año de vida.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) más de 3,000 millones de personas (casi el 40% de la población mundial) no tienen una alimentación saludable. Es por ello que se recomiendan hábitos sanos de alimentación, que comiencen desde la niñez y es en esta etapa de la vida en donde la leche juega un papel fundamental.

Además, la FAO agrega que la leche de origen animal es un alimento primordial en la dieta de los niños mayores de 1 año en poblaciones con bajo nivel de consumo de grasa y con acceso limitado a otros alimentos de origen animal.

Francisco Herrera Morales, nutricionista de Productos Nevada indica que “la leche de vaca, como parte de una alimentación completa y variada a partir del año de vida, puede favorecer el crecimiento sano por su aporte de proteína de alto valor nutricional y mejorar el desarrollo cognitivo por ser fortificada con hierro; además, puede proporcionar beneficios a largo plazo, entre ellos, la reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad y de enfermedades no transmisibles en etapas posteriores”.

La leche presenta bondades para la salud humana científicamente comprobadas, ya que contiene: calcio, cinc, magnesio, potasio, vitamina A, D, vitaminas del complejo B, entre otros nutrientes esenciales que podrían contribuir con la disminución de los problemas de desnutrición infantil y evitar la osteoporosis en mujeres mayores de 50 años.

Recientemente la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), presentó un informe que explica cómo, “En América Latina y el Caribe se da la situación de que en la gran mayoría de sus países el consumo diario de leche no alcanza los niveles mínimos recomendados por los especialistas, existiendo incluso casos donde el consumo medio está por debajo del 25% de lo recomendado. Con lo cual se está evidenciando la necesidad de impulsar el consumo de leche y derivados en la sub región latinoamericana.

A continuación, estos son 3 beneficios por la cual se considera a la leche y derivados como un alimento completo para la dieta diaria:

  • El yogurt posee características funcionales que pueden apoyar el sistema inmune; por su aporte de probióticos podría contrarrestar la acción de las bacterias patógenas y además contribuir a normalizar el tránsito intestinal.
  • La leche aporta vitamina A, D, ácido fólico y hierro lo que la convierte en un alimento importante por su fortificación.
  • La leche por su aporte de proteína contribuye notablemente al crecimiento y desarrollo muscular, su contenido de hierro puede contribuir en la función cognitiva normal, específicamente de los niños.

La Organización Mundial de la Salud indica que una dieta saludable ayuda a prevenir la malnutrición en todas sus formas y otras enfermedades. Recomienda el consumo de 2 a 3 raciones de leche a niños entre los 6 a 11 años y de 3 a 4 raciones en adolescentes.

Directora editorial de Alpha Grupo Editorial, experta en medios de comunicación social, con una trayectoria de más de 20 años en periódicos, canales de televisión, revistas y en áreas de la comunicación corporativa.