Comunidad

¿Estamos preparados para la temporada lluviosa?

1614
0

Podemos decir que la temporada lluviosa ya está entre nosotros y por esa razón debemos tomar las previsiones y estar muy atentos a las medidas de precaución mínimas para salir a la calle, así como a las normas de seguridad en caso de tormentas e inundaciones.

De hecho, el Sistema Nacional de Protección Civil, SINAPROC, ha anunciado que el próximo jueves 15 de abril, basados en estudios meteorológicos de la Empresa Nacional de Transmisión, ETESA, podrían presentarse precipitaciones fuertes, acompañadas por tormentas eléctricas en algunas regiones del país. Esta alerta estuvo acompañada de algunas recomendaciones de seguridad para la población, entre ellas:

  • No salir sin no es necesario.
  • No pararse, ni estacionar vehículos debajo de árboles o tendidos eléctricos.
  • Evitar zonas inundadas o de cruces urbanos de ríos y quebradas.
  • En caso de deslizamientos en áreas residenciales, las personas deben abandonar sus viviendas de inmediato.
  • No bañarse en ríos cuando hay riesgos de crecientes.
  • Los conductores deben controlar la velocidad durante un aguacero y asegurarse de llevar sus luces encendidas.
  • No bañase en la lluvia cuando hay tormentas eléctricas.

El director de SINAPROC, Carlos Rumbos, informó que este fin de semana toda la institución se ha avocado a desplegar una campaña de concienciación en barriadas con alto nivel de riesgo de inundaciones, educando y orientando a los vecinos para que sepan qué medidas tomar en caso de situaciones de deslizamientos o inundaciones.

Adicionalmente, SINAPROC hizo énfasis en la necesidad de que los ciudadanos entiendan que no se puede arrojar basura ni escombros en ríos, quebradas y calles, pues ello afecta el curso del agua y obstruye el alcantarillado por donde circulan las aguas pluviales.

“Aunque son eventos naturales, su impacto se puede prevenir o minimizar si se toman medidas de manera anticipada”, dijo Rumbos.

El año pasado la zona de tierras altas en Chiriquí, y parte de Bocas del Toro se vieron seriamente afectadas por el impacto de los huracanes ETA e IOTA, que provocaron el desborde ríos e inundaciones.

Este año, a juzgar por las experiencias de países cercanos como Colombia, la naturaleza parece venir con menos clemencia que otros años. Ante ello, la palabra clave es, sin duda, PREVENCIÓN.