Vida y Salud

Qué es y cómo se usa el oxímetro de pulso

1046
0
Foto | Cortesía

Muy popular se ha vuelto durante la pandemia el oxímetro de pulso, un dispositivo que normalmente muy pocas personas le daban uso doméstico.

El manejo de los síntomas leves de coronavirus pueden hacerse en casa, pero siempre será importante el monitoreo frecuente, y de allí la recomendación de contar con este dispositivo en el hogar y saber cómo se puede medir el nivel de oxigenación en el cuerpo.

Qué hace el oxímetro

Cuando respiramos, ingresa oxígeno en nuestro organismo, que es transportado a través de los pulmones y el corazón hacia la sangre (y desde ahí a todos los órganos). Aunque la medición de oxigenación puede variar de persona a persona, lo más frecuente es que la fluctuación sea entre 96 y 98%. Cuando cae por debajo de esos valores,  se podría hablar de una situación de insuficiencia respiratoria, es decir,  que nuestro aparato cardiopulmonar no es capaz de aportar el suficiente nivel de oxigenación a la sangre que se necesita en ese minuto.

La hipoxemia es la falta de oxígeno en la sangre, y ésta podría llevar a una condición grave y provocar lesiones importantes en los tejidos.

Cómo son los oxímetros

Los tan populares ahora, oxímetros de pulso, miden el nivel de saturación de oxígeno o cuánto oxígeno está transportando la sangre en el organismo. Se trata de un pequeño aparato que en forma de pinza, se coloca en la yema del dedo y es capaz de detectar la deficiencia, incluso antes de que el paciente la perciba (hay quienes refieren una baja en la oxigenación de manera asintomática), pero en general, puede haber signos de dificultad respiratoria, cansancio y fiebre.

Si lo valores son bajos, posiblemente se está produciendo un impacto en la oxigenación, y por tanto hay que solicitar rápidamente asistencia médica .

Se recomienda monitorear en casa la saturación de oxigeno

¿Cómo funciona?

Al introducir el aparato en el dedo (la pinza), el mismo emite diferentes longitudes de onda de luz que están en busca de hemoglobina (molécula de proteína en la sangre que transporta el oxígeno). Al detectarla, el oxímetro de pulso mostrará una lectura numérica

El dispositivo también muestra el ritmo cardiaco (el valor normal para un adulto en reposo oscila entre los 60 y los 100 latidos por minuto, aunque los atletas con un acondicionamiento cardiovascular mayor tendrán un pulso más bajo).

Importante saber

  • El dispositivo funciona mejor con manos calientes que con manos frías.
  • Los niveles de oxígeno pueden variar, entonces se recomienda medirlo varias veces y en diferentes posiciones (acostado, parado, caminando).
  • El dedo que más se usa para hacer la medición es el índice, sin embargo varios estudios indican que las lecturas más altas provienen del dedo medio de la mano dominante y del pulgar dominante.
  • El esmalte de uñas color negro puede afectar la precisión de la lectura, y las uñas muy largas dificultan la inserción del dedo en la pinza.
  • Si la lectura cae al 92 por ciento o menos, se recomienda llamar al médico.
  • Algunos pacientes registran una caída potencialmente peligrosa de la saturación de oxígeno sin tener problemas respiratorios evidentes. De allí la importancia de monitorearse frecuentemente con el oxímetro.
  • El monitoreo en casa puede dar una falsa sensación de seguridad; entonces, no se deben ignorar los síntomas físicos, incluso si los niveles de oxígeno están bien.
  • Pagar un precio más alto por un oxímetro, no garantiza un mejor aparato. Su tecnología es bastante sencilla. Una manera de confirmar su rendimiento es tomar el pulso manualmente y comparar el resultado con la cifra que muestre el dispositivo.
  • Un estudio de 2019 publicado en el American Journal of Emergency Medicine, probó tres aplicaciones para celular que ofrecían la función de oximetría de pulso, pero todas fueron deficientes, inexactas y tenían una limitada capacidad para detectar con precisión la hipoxia; por lo que no son recomendables.
  • Si te enfermas y no tienes un oxímetro de pulso casero, puedes pedir uno prestado (se desinfectan fácilmente)