Vida y Salud

Tan letal como el nuevo coronavirus, son las afectaciones a la salud mental que está provocando la pandemia

1218
0
Getty Images

La pandemia del 2020 no solo ha acabado con la vida de miles de personas en el mundo que se han contagiado con el nuevo coronavirus, sino que tan rápido como lo es la propagación del agente infeccioso, también se mueve la ansiedad, la angustia y otros cuadros que afectan directamente el estado mental de las personas, muchas de ellas, que nunca antes habían presentado muestras de problemas de este tipo.

De acuerdo con un informe publicado por las Naciones Unidas, el COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de aumentar urgentemente la inversión en servicios de salud mental para poder frenar un aumento drástico de las enfermedades psíquicas.

Los adultos mayores entran en el grupo de personas vulnerables | Foto: Cheapism

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera que «los efectos de la pandemia en la salud mental están siendo sumamente preocupantes. El aislamiento social, el miedo al contagio y el fallecimiento de familiares se ven agravados por la angustia que causa la pérdida de ingresos, y a menudo, de empleos».

Más depresión y ansiedad

Estos organismos internacionales, muestran informes sobre aumento de los síntomas de depresión y de ansiedad en varios países. Los profesionales sanitarios de primera línea lideran los grupos más proclives a sufrir malestar psicológico debido a la sobrecarga de trabajo, al riesgo de contagio y  la necesidad de tomar decisiones de vida o muerte.

Otro grupo de riesgo son los niños y los adolescentes. Muestran dificultades para concentrarse y sufren irritabilidad, inquietud y nerviosismo. El aislamiento aumenta el riesgo de actos de violencia doméstica y maltrato, sobre todo para los que viven  en condiciones de hacinamiento.

Es importante mantener comunicación con los niños y adolescentes para saber cómo se sienten ante la situación | Foto: Cortesía

Las mujeres, que ahora deben lidiar con las clases de los niños en casa, más el teletrabajo y las tareas domésticas, así como los adultos mayores, también están presentando muchos problemas de salud mental; y se registra a nivel mundial un incremento en el consumo de bebidas alcohólicas.

Aunque las herramientas tecnológicas han estado al servicio de la mayoría de los sectores, no todos tienen acceso, y esto ha causado que haya disminuido el trabajo de los grupos de apoyo a personas que sufren dependencia de ciertas sustancias.

Foto: Cortesía

Es fundamental, según explica la OMS, garantizar el mantenimiento de los tratamientos de las personas con problemas de salud mental. Los profesionales en esta área deben continuar atendiendo a pacientes al menos a distancia; y en las comunidades, se debe fortalecer la cohesión social y mitigar los sentimientos de soledad, en particular en las personas más vulnerables, como los ancianos.