Comunidad

Nestor Sosa, director del Instituto Gorgas: “El mosquito transgénico demostró su efectividad”

1619
0

El proyecto de estudio sobre el mosquito transgénico en Panamá, continúa su avance, como una solución ante el problema de salud que representa el dengue, el zika y el chikungunyá en el país y en la región en general.

A estos mosquitos se les crea una proteína letal, que impide el desarrollo de las larvas del insecto transmisor, y en caso de que sobrevivan, no podrían transmitirse a otros seres vivos.

Sobre esta investigación, Nestor Sosa, director del Instituto Conmemorativo Gorgas para Estudios de la Salud (ICGES), reveló que terminaron las investigaciones y que ahora esperan que la compañía efectúe una propuesta económica al país o países para utilizarlo.

                                                                                          Manifestó que las investigaciones demostraron que fue muy efectivo  disminuyendo la población de mosquitos y puede utilizarse como una herramienta más en la prevención, “sólo falta definir el aspecto económico, para que tengamos los fondos a fin de costearlo”.

Sosa manifestó que en otros países  también pueden utilizarlo a futuro. Recordó que fue en el sector Nuevo Chorrillo en Arraiján donde ellos liberaron gran cantidad de este mosquito y así fue aplicado el experimento pero que se puede repetir en una parte muy extensa, como la Ciudad de Panamá o parte de ella.  “Eso tiene que ser aprobado y  demora”, concluyó.

Entre los principales resultados de este proyecto se pueden mencionar: La reducción de un promedio de 93.0 % de la población nativa del mosquito Aedes Aegypti en el sitio de liberación con respecto a los sitios de control, aún en la estación lluviosa. Se lograron niveles de infección en el área intervenida muy por debajo de lo que se considera necesario para la transmisión del dengue por el Aedes Aegypti  y no se observó mayor aumento del Aedes Albopictus en la zona intervenida con respecto a las áreas de control.

Cabe resaltar que este trabajo se realizó con el fin de evaluar la efectividad o no, de estos mosquitos transgénicos para el control del Aedes Aegypti, dada la falta de resultados con las medidas de control actuales como las fumigaciones con insecticidas, trabajo comunitario, entre otros.