San Francisco News

Padre Rómulo celebra la receptividad e integración de los vecinos

1923
0
Foto: Mariana Cordero Alcalá

Con tan sólo ocho meses en la iglesia de San Francisco de la Caleta, en Coco del Mar, ya el padre Rómulo Daniel Aguilar Ramos, tiene en sus manos la ejecución de uno de los cambios más trascendentales por los que atravesará el templo desde de los realizados por el padre Manuel Villarreal hace más de una década.

Las modificaciones comenzarán a planificarse este año y serán en su mayoría estructurales, a propósito de esto el sacerdote detalla que “lo que queremos es que el templo tenga más espacio, reorganizarlo un poco, para eso las oficinas serán sacadas de aquí y construiremos la sacristía y la cripta para los nichos de las cenizas”, con lo que se habilitará el terreno contiguo a la iglesia para levantar un edificio que albergue estacionamientos para los feligreses, oficinas administrativas, salones para actividades pastorales y la casa parroquial en el último piso.

Por su parte, los cambios internos y de influencia directa en la comunidad ya se notan, las misas dominicales de la tarde ahora se realizarán a las 5.30 p.m y 7.00 p.m, el resto de los horarios se mantendrá de forma habitual; será reforzada la pastoral familiar con la inclusión del movimiento “Matrimonios en Victoria” y el programa Emaus correspondiente a retiros espirituales.

Con un sentido social muy agudo

La iglesia San Francisco de la Caleta, recibe aproximadamente dos mil feligreses cada fin de semana, por lo que es habitual que parte importante de la vida comunitaria se desarrolle alrededor del tabernáculo, esta característica diferencia a los vecinos del corregimiento y es bien sabida por el Padre Rómulo, quien cuenta con más de 32 años de sacerdocio.

Uno de los rasgos resaltados por el párroco, es el espíritu colaborador de los vecinos del área “nuestras colectas aquí han superado las expectativas, cada vez que se ha pedido colaboración para obras de caridad la receptividad ha sido del 100%”, explica.

Este abrazo solidario se confunde entre nacionales y extranjeros, con respecto a estos últimos, que han emitido y recibido comentarios xenofóbicos en los últimos meses, el Padre Rómulo opina que “los panameños tenemos que acentuar más el espíritu de acogida, cuidar de formarnos bien y crecer más en nuestras habilidades y aptitudes y no sentir que nos vienen a quitar el trabajo. Los que vienen deben respetar nuestra idiosincrasia sin criticarla, muchos se ganan la vida honradamente y por eso los felicitamos, tienen espíritu aventurero, de búsqueda, de riesgo”.

Conoce los problemas de la comunidad

Las construcciones que roban el sueño de los vecinos, por al parecer, mantenerse al margen de la ley son del conocimiento del sacerdote quien concluye que “todo debe estar en mano de las autoridades, tenemos que buscar una comunidad vecinal amigable, ya aquí se dejó que se diera rienda suelta al boom inmobiliario, hay que tratar de ver ahora como eso se reorienta en beneficio de los que quieren invertir y los que viven aquí”.