San Francisco News

Ocean Front en la mira de los residentes de Paitilla

1450
0
Foto: Mariana Cordero Alcalá

Paitilla parece ser la mina de oro de los promotores, su privilegiada ubicación la hacen apetecible para las grandes constructoras que desean ejecutar majestuosos y ambiciosos proyectos habitacionales. Sin embargo, los residentes del área ven con preocupación como esta barriada icono de la Ciudad de Panamá va desapareciendo al igual que sus playas.

Esta vez, la obra Ocean Front está bajo el ojo fiscalizador de los residentes quienes notan como se apodera de una parte de la playa amparada en un estudio de impacto ambiental categoría 1, que el abogado ambientalista Harley Mitchell considera como nulo.

Mitchell sostiene que sólo una concesión de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) podría permitir que Ocean Front se extienda hacia el mar, lo que sería ilegal porque no cumple con el perfil de muelle o industria marítima auxiliar.

Adicionalmente, el abogado sostiene que ninguno de los documentos presentados contempla elementos viales, de seguridad o la adyacencia al mar “cuando estos proyectos se comenzaron a ejecutar se evidenció de inmediato que estaban adyacentes a la zona de alta marea e invaden la playa y su zona de influencia directa llega hasta el mismo mar, sus pilastras se encuentran en el agua y la ley dice que tiene que haber 10 metros de servidumbre de playa y 12 metros de retiro desde la construcción”.

Otra cantera

El fuerte ruido que generan los trabajadores y el resto de las irregularidades no es lo único que mantiene en vilo a los moradores y es que, según menciona el abogado, este terreno también estaría fungiendo como una cantera que no cuenta con los permisos del Misterio de Comercio e Industria.

Alpha Grupo Editorial se comunicó con el Departamento Legal de la Inmobiliaria Pacific Hills y aseguraron que contaban con todos y cada uno de los permisos necesarios para la ejecución de la obra, sin embargo admitieron que han enfrentado algunas situaciones aisladas que consideran muy comunes en estas edificaciones  “precisamente, por la sensibilidad del área nos hemos asegurado de contar con todos y cada uno de los permisos para llevar hacia adelante el proyecto. Los vecinos agrupados han interpuesto acciones administrativas en la Autoridad Marítima de Panamá, Municipio de Panamá, Ministerio de Ambiente, solicitando la paralización de la obra. De igual modo fueron ensayadas acciones penales contra el proyecto, y como se podrá observar no sobreviene una razón legal que lleve a alguna autoridad administrativa o urbanística hasta dicha conclusión, pues afortunadamente se cumple con la normativa constructiva y de ordenamiento, que es lo que hemos cuidado de manera minuciosa”.