Bella Vista News

Blandón: “Parar permisos nocturnos en calle Uruguay frenaría la inseguridad”

Propietarios y vecinos solicitan que se refuerce la seguridad, que se mejoren las aceras, se construyan estacionamientos, entre otros aspectos que se unen a muchos problemas más

1006
0
Foto: Mariana Cordero Alcalá

Controlar la inseguridad y recobrar el orden de calle Uruguay impulsó al municipio de Panamá a no otorgar permisos nocturnos a los nuevos establecimientos que decidan iniciar operaciones en esta calle referencial de la vida nocturna panameña.

El alcalde José Isabel Blandón explica que se está evaluando la situación de los locales donde se han presentado alteraciones del orden público para determinar si se les revocará la referida permisología;  “hay procesos que se están iniciando al respecto a solicitud de la Junta Comunal de Bella Vista y hay otros locales que se han sancionado por violentar las normativas sobre ruido que ya estamos evaluando como lo permite el Acuerdo Municipal 141”.

El burgomaestre advierte que hasta el momento no se tiene definido un tiempo para el retorno de la emisión del documento. “Va a tomar el tiempo que sea necesario para retomar la seguridad; el problema ha sido por los comercios que degradan el área ofreciendo tragos a dólar que han atraído a las bandas delincuenciales, según los reportes de la policía”.

Empresarios fijan posición

La medida emanada desde el Municipio de panamá es bien vista por el empresario, Jean Paul Pedersen, propietario de Brickhaus Sport Bar & Grill, quien considera que la proliferación de las discotecas desvían la verdadera razón de ser de calle Uruguay. “Esta zona es muy pequeña para que hayan once discotecas, no hay estacionamientos, esta es una zona para restaurantes y pubs”.

Por su parte, Alberto Iacobellis, propietario de El Teatro Bar y residente de la zona, indica que está de acuerdo con que se implemente un filtro para determinar qué tipo de locales podrían instalarse en el lugar.  “Son súper importantes los controles pero las zonas de restaurantes y bares son indispensables en la ciudad. El establecimiento que tenga problemas todos los días debe ser cerrado sin duda”.

Clamor conjunto

Arnulfo Sandoval es vecino de calle Uruguay, simpatiza con la decisión del Municipio ya que considera oportuno que se tomen controles con el ruido; “muchas veces no es posible dormir, la gente que sale con borracheras de las discotecas también causan mucho desorden y esto atrae a los maleantes”.

Vecinos e inversionistas coinciden en que es necesario que se erradiquen los vendedores ambulantes del sector ya que según ellos, los dueños de los locales pagan impuestos, mientras que los vendedores que están en la calle vendiendo golosinas no y eso es algo que debería controlarse para así evitar la anarquía.

Asimismo solicitan que se refuerce la seguridad en el área, se mejore el estado de las aceras, se construyan estacionamientos o se multen a aquellos conductores que se ubican en lugares que perjudican el libre tránsito dentro del lugar.