Empresarial

Panamá da el ejemplo en reciclaje tecnológico

218
0

Cada día las empresas en Panamá refuerzan sus prácticas de reciclaje con el fin de cuidar el planeta. Tomando en cuenta la rapidez que lleva la innovación tecnológica se ha provocado que los aparatos sean desechados con la misma prontitud pues alcanzan su “vida útil”. En lo que va del año, GBM lleva recolectado 802 kg de desechos, de los cuales 692.5 kg pertenecen a su proceso regular de reciclaje y 109.5 kg son de su Semana de Reciclaje. Esta última es una iniciativa que incentiva a los colaboradores a desechar de manera ideal aquellos productos electrónicos que tengan en casa.

Esta iniciativa interna consistió en invitar a los colaboradores a traer residuos electrónicos como celulares, UPS, tarjetas eléctricas, laptops, cables, teclados y demás para que la empresa los destruyera responsablemente. Desde el 2014, está vigente esta causa corporativa así como la social que se enfoca en la disminución de la brecha digital.

GBM constituye su Responsabilidad Social Corporativa en dos causas: social y ambiental, donde en la arista ambiental, el principal objetivo es la gestión integral de los residuos electrónicos. “Nos sentimos orgullosos en contribuir con esta actividad de recolección de materiales electrónicos en desuso. Estamos conscientes de que los residuos electrónicos pueden ser peligrosos contaminantes para el ambiente. La correcta deposición de los desechos electrónicos es una responsabilidad de todos y como empresa cuyo foco es la tecnología nos sumamos a este compromiso con el planeta. Estamos comprometidos en desarrollar y llevar a cabo iniciativas en Responsabilidad Social Corporativa basándonos siempre en nuestras causas corporativas, específicamente en la correcta gestión de desechos electrónicos”, destacó Thelma Díaz, Gerente de Capital Humano de GBM Panamá.

Este tipo de reciclaje se le puede llamar minería urbana. En lugar de desechar la chatarra electrónica en vertederos, se pueden neutralizar los efectos tóxicos y extraer recursos para ser reutilizados en nuevos productos.

Según datos de Recicla Panamá, en el país los electrónicos representan entre el 1% y 5% de los desechos en los vertederos, pero al mismo tiempo representan 70% de los metales pesados contaminantes como el plomo y el mercurio. De acuerdo con la Dirección Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario (DIMAUD), 1,500 toneladas de desechos son recolectadas diariamente entre los municipios de Panamá (80%) y San Miguelito (20%), y son vertidos en Cerro Patacón. Si estimamos los desechos electrónicos con un conservador 2%, esto representa 30 toneladas de chatarra electrónica cada día (10,950 toneladas al año). Una batería alcalina puede contaminar 175,000 litros de agua. Esto es más de lo que un humano puede consumir en toda su vida. Los desechos electrónicos están creciendo 5 veces más rápido que otros tipos de desechos.