San Francisco News

En Vía Porras vive la anarquía

417
0

Texto: Nervis Araujo Rincón/Fotos: Juvenal Cubillán

Es como una película de terror. Es una ruta que hace sufrir a quienes aman el orden y es la muestra insigne de la desidia gubernamental. También la estampa de quienes piensan que la ley es un chiste; es el ícono del crecimiento sin orden, a espaldas de la modernidad.

Vía Porras conecta la zona sur de San Francisco con la Vía España, pero no conecta con la dignidad urbana. Presenta solo los síntomas negativos del crecimiento urbanístico y comercial.

Sus problemas múltiples, propios de un avance desorganizado, como lo es la falta de aceras y espacios para el peatón, estacionamientos, y la carencia de mantenimiento de sus servicios públicos, latente en  postes de alumbrado feos, viejos o en la servidumbre colmada de monte, así como en las aceras rotas.

Baldío con cerca perimetral deteriorada entre calles 62 y 64 Este.

El equipo de San Francisco News realizó un recorrido y se encontró con lo de siempre: vehículos mal estacionados, drenajes deteriorados, servidumbres que requieren poda y limpieza, además de la falta de aceras y áreas peatonales. Vea usted las imágenes.

Tanquillas sin tapas

Tanquilla de servicio sin tapa con av. 3 Sur.

A lo largo del recorrido, sobres las aceras de la Vía Porras, se ubican varias tanquillas de servicios sin tapas, siendo un peligro para las personas que caminan por el área. Para colmo, algunos postes de servicios obstaculizan el paso del peatón.

La gran pesadilla de esta arteria vial son los interminables tranques, tanto, que atravesarla completa, muchas veces nos puede tomar una hora o más. A lo largo de ésta, se observan los vehículos estacionados en las aceras, por lo que los peatones deben caminar sobre el asfalto, arriesgando sus vidas.

Servidumbre requiere poda y limpieza.