San Francisco News

Caminar en San Francisco es una odisea peligrosa

1139
0
Esta es la calle 74. Así deben caminar las personas arriesgando sus vidas.

Si nos pusiéramos en los zapatos de los transeúntes (literalmente) sentiríamos mucha lastima y preocupación. Caminar por San Francisco es realmente una aventura peligrosa que combina un poco de acrobacia, buena suerte y valentía. Las pocas aceras que hay son ocupadas inescrupulosamente por los conductores, quienes instalan sus vehículos por donde deben pasar las personas. Muchas están totalmente rotas y hasta con alcantarillas abiertas. Entonces, solo queda una vía para llegar a cada destino: las calles y avenidas, corriendo el probable riesgo de ser arrollado.

Marisol Pereira es una de las vecinas del corregimiento, suele salir a pasear con su mascota bien temprano en la mañana, sin embargo este tiempo de esparcimiento para ambos se ha tornado en ocasiones angustiante y es que recorrer las calles de  San Francisco puede significar un riesgo para peatones de todas las edades debido al deterioro o ausencia de aceras.

Caminar al borde de la calle, sortear huecos, grietas, baches, alcantarillas sin tapa y hasta carros estacionados sobre este espacio exclusivo para caminantes, es parte del día a día de quienes van a su trabajo, pasean o realizan alguna actividad deportiva.

Evaristo Ruiz ha sido uno de los lugareños afectados por esta situación, el hombre de la tercera edad comenta que hace años atrás, tropezó con una grieta, cayó al piso y se lastimó su pierna izquierda, señalando su extremidad recordó lo doloroso que fue por lo que insta a las autoridades a mejorar esta situación y hace un llamado de atención a las constructoras, ya que a su juicio, en ocasiones abarcan parte importante del espacio que debería estar destinado al peatón.

Por su parte, Nakary Vargas, declara que siente temor de atravesar la calle 74, confiesa que por las noches la visibilidad es poca y que más de una vez ha recibido un susto de los carros “a veces cuando voy caminando por la calle los carros que vienen por detrás de mi tocan corneta para que me aparte pero es difícil porque hay otros carros estacionados sobre la acera”.

A finales del año pasado el administrador de la Junta Comunal de san Francisco, Ricardo Moscoso aseguró que desplegarían en enero el  Plan de Recuperación de Aceras pero han transcurrido 8 meses y solo se hizon un tramo en Coco del Mar.

A través de estas imágenes se ve más claro la realidad de la mayoría de las calles. Éstas dicen: “A pocos le importan las personas, los carros tienen prioridad”.