Bella Vista News

Bella Vista es pionero en seguridad bancaria

510
0
COMPARTIR
Foto: Mariana Cordero Alcalá

Los primeros registros de la actividad bancaria como la conocemos en Panamá, datan del año 1904 con la apertura del International Bank Corporation. 112 años después el sistema financiero nacional está conformado por 86 bancos, que le dan trabajo aproximadamente a 20 mil personas, y que aportan alrededor del 7.5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Estas sustanciosas cifras tienen algo en común: todas fluctúan en el corregimiento de Bella Vista, y es que la mayoría de las entidades iniciaron aquí sus operaciones y posteriormente se diseminaron por todo el territorio. Es por esto que alberga el llamado Distrito Bancario.

Fue este crecimiento exponencial el que impulsó el desarrollo de políticas innovadoras de seguridad que garantizaran el resguardo del patrimonio, los clientes y colaboradores. Así surgió Bancos Vigilantes, que se estrenó hace cinco años y que convirtió a esta comunidad en punto de referencia nacional del resguardo de la banca.

Es así como el comisionado Rafael Álvarez, jefe del departamento de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, explica que la función de este equipo conformado por gerentes y la autoridad, es generar una red de información que les permita analizar las nuevas modalidades del delito para eso “nos reunimos una vez al mes y nos mantenemos en contacto a través de grupos de Whatsapp”, detalla.

Una de las entidades pertenecientes a este equipo es Banco General, representado por su coordinador de seguridad, Jorge Sandoval, quien exalta como a través de estas iniciativas se han minimizado los ataques recibidos en los últimos años, arrojando ocho hurtos y 25 detenciones en 2015 y un asalto con seis aprehensiones en 2016.

Cambian modalidades y renuevan protocolos

Si usted no lo sabía entonces esté atento y evite ser víctima. El “jalonazo” forma parte del nuevo modus operandi de los delincuentes. Según explica el comisionado Álvarez, éstos utilizan pinzas o tijeras para extraer a través de la ranura dispensadora de los cajeros ATM alrededor de 500 dólares.

A este se suma el delito más recurrentes asociado al uso del “skimmer”, que se ha convertido en la herramienta más utilizada por los malhechores para clonar las tarjetas. La forma de actuar es simple y rápida, en el momento en que un cliente va a pagar, el sujeto hábilmente saca su “skimmer portátil”; sin que la víctima se dé cuenta y pasa el plástico por la ranura del artefacto o del cajero automático, almacenando así todos sus datos bancarios.

Otro de los más temidos, por su organización, es el “marcaje”. Álvarez detalla que es una modalidad traída de los países del Sur, específicamente del Perú y que amerita la participación de varios cómplices, uno que anuncie qué cliente está extrayendo importantes sumas de dinero y otros que lo intercepten fuera del banco para despojarlo de sus recursos.

Cada día surgen nuevas formas de delinquir, bien sea por la astucia de los antisociales o por la captación de técnicas traídas del exterior, ante esto, Bancos Vigilantes mantiene reuniones mensuales para definir estrategias de control del delito desde adentro, con los coordinadores de seguridad, y desde afuera con la Policía Nacional.

 

Siga estos consejos

– Evite el uso de billetes de alta denominación

– Utilice ACH para pagar planilla

Pague por cheques o transferencias

– Si va a extraer grandes sumas de dinero, vaya acompañado

– No comente sus movimientos bancarios

– No pierda de vista sus tarjetas