Costa del Este News

Prohibido olvidar

Yom Hashoá Vehagvurá

1478
0
Una vela por cada millón de judíos exterminados por el régimen nazi | Foto: Aydana Ruiz

Shoá es la palabra hebrea que más que su significado bíblico mismo -devastación, catástrofe, ruina, hecatombe, destrucción- encierra una vida de dolor en el corazón y recuerdo de cada uno de los sobrevivientes, familiares de sobrevivientes y cualquiera que por un minuto piense o rememore en primera persona el exterminio al que fueron sometidos seis millones de judios  por parte de la Alemania Nazi.

Un hecho de tal magnitud no debe ser olvidado porque nunca más debería repetirse; y bajo esa premisa, al llegar el día 27 de Nissan del calendario hebreo, las comunidades judías de todo el mundo conmemoran el Yom Hashoá Vehagvurá, “Día de recordación de las víctimas del holocausto y del heroísmo”.

Yom Hashoá Vehagvurá en Kol Shearith Israel

En Costa del Este, la Congregación Kol Shearith Israel (KSI) hizo lo propio y recibió la noche de este 15 de abril al embajador de Alemania Herman Sausen, su homólogo de Estados Unidos Jonathan Farrar, la esposa del embajador de Israel Hannah Galilee y a la vice cónsul de AustriaNicol Bran. Todos, junto a un nutrido grupo de miembros de la comunidad judía de Panamá, participaron de este tradicional acto conmemorativo organizado por el Congreso Judío Panameño.

Primero fueron leídos los nombres de algunas de las víctimas del holocausto, y durante sus palabras, el Rabino de KSI, Gustavo Kraselnik, hizo una introducción en la que “recordó no olvidar”. Posteriormente se pasó al encendido de las 6 velas para recordar por cada una de ellas, a un millón de los muertos que dejó esta tragedia racista. En medio de cánticos por parte del coro comunitario de KSI, los asistentes escucharon también lecturas alusivas y el Himno de los Partisanos, sin duda, uno de los momentos más emblemáticos y sentidos de la noche.

 

La proyección del cortometraje JAI conmovió a los asistentes al invitar a través de un mensaje sencillo, protagonizado por niños, a no olvidar  la peor parte de la  historia del pueblo judío.