Vida y Salud

En riesgo más de 2 mil pacientes de hemodiálisis

83
4

Más de 2 mil 200 pacientes de hemodiálisis están en riesgo ante la demora que ha sufrido el proceso de licitación realizado para la compra de equipos e insumos para el área de hemodiálisis de la Caja de Seguro Social. Mientras, los enfermos son atendidos con equipos vencidos, que ya cumplieron su ciclo de vida.

Esta situación se genera luego de la licitación realizada por la Caja de Seguro Social  para adquirir equipos nuevos, así como la construcción de 6 nuevos centros de hemodiálisis, acto público realizado a través de Panamá Compra.

De acuerdo con la información aportada por Alonso Rodríguez, presidente del Grupo de Pacientes de Diálisis (GRUPADI), el Consorcio Damos Vida ofertó el menor precio, adjudicándose la licitación, pero la empresa perdedora, que ha mantenido un monopolio por más de 20 años, interpuso un recurso valiéndose de las normas de licitación públicas ante la Dirección General de Contrataciones Públicas, logrando suspender el procedimiento, mientras que la salud de los pacientes sigue deteriorándose.

Rodríguez dijo estar consternado por la postergación de este acto público. “Siguen jugando con nuestras vidas, necesitamos estos nuevos equipos y salas”.

Con estos nuevos equipos que se obtendrán si se adjudica la licitación, se podrán atender aproximadamente a 800 pacientes adicionales a los 2 mil 200 pacientes que actualmente atiende la Caja de Seguro Social.

“Es hora de un cambio, por más de 20 años solo una empresa ha brindado el servicio y no ha sido óptimo, se han utilizado los mismos equipos e insumos que ya por su tiempo han bajado la calidad. Nos merecemos mejores materiales, nuevas tecnologías y mejores oportunidades, esto no es un juego o un tema que podemos seguir posponiendo, es de vida o muerte”, señaló Rodríguez.

En Panamá, hay más 2,500 pacientes en terapia de remplazo renal, de ellos 2,000 astán en hemodiálisis, 400 en diálisis domiciliaria y cerca de 1,000 pacientes con trasplante de riñón que atiende la Caja de Seguro Social.

Mensualmente, entre 25 y 30 personas mueren por insuficiencia renal crónica y otras 50 ingresan a hemodiálisis, son números impactantes, para no decir alarmantes y no se puede esperar a que pase más tiempo, ya que las cifras seguirán aumentando en el país.

Por otra parte, existe un hacinamiento en las clínicas, lo cual impide poder brindar una atención segura, saludable y de calidad a los pacientes. “Tenemos conocidos que tienen que viajar largas distancias, por no contar con una clínica cerca de su residencia, y adicional deben esperar largas horas para ser atendidos, lo que representa un detrimento para su salud por la fatiga, el agotamiento, el cansancio y la falta de alimentación adecuada en este proceso”, puntualizó el presidente de GRUPADI.

Los pacientes de hemodiálisis se encuentran desamparados, por lo que hacen un llamado a los directivos de la compañía que sigue dilatando la licitación para que de una vez por todas desista de sus intereses y pondere que los afectados por insuficiencia renal son seres humanos no desechables que merecen y tienen todo el derecho de una mejor calidad de vida.