Nacionales

Emisión de bonos incrementa la ya gigantesca deuda pública del país

136
1

Incertidumbre, críticas, comentarios a favor y comentarios en contra ha generado el anuncio del Ministerio de Economía y Finanzas sobre la emisión de bonos globales en el mercado de capitales internacional por un monto de 3 mil 100 millones de dólares. 

De acuerdo con el comunicado del MEF, publicado este jueves 22 de febrero, esta emisión de bonos de deuda se utilizará para financiar inversiones del Estado y para pago de amortizaciones. “Esta operación forma parte importante de la estrategia de financiamiento planeada por el MEF, con base en el Presupuesto General del Estado 2024”, destaca la comunicación. 

Recordemos que, hace apenas 5 meses, el gobierno realizó una emisión de bonos de deuda pública por un monto de mil millones de dólares, utilizados también para financiar el gasto público.

¿Qué es un bono global o bono de deuda? 

En términos generales, los bonos globales son instrumentos financieros que el Estado utiliza con diferentes fines, representados en títulos certificados y respaldados por el país emisor que ofrece intereses atractivos y un compromiso de pago sobre un monto específico a determinado tiempo.  

Dependiendo de la situación, estos bonos permiten al Estado controlar la liquidez y por ende la inflación, regular las tasas de interés, y también se utilizan como una forma de financiamiento para obtener fondos y cubrir necesidades de gasto público, que es, en este caso, el fin de la estrategia financiera del gobierno panameño. 

Lo cierto es que expertos en la materia alertan sobre el impacto que esta emisión tiene en el indicador de deuda púbica de Panamá, el cual registra en este quinquenio un crecimiento récord que no concuerda con los resultados de la gestión y solo ha servido para engordar la burocracia. 

Según cifras oficiales, en julio de 2019 el gobierno entrante heredó una deuda pública de 26 mil 612 millones de dólares y al cierre del 2023, la deuda pública superó los 47 mil millones de dólares. Sin duda esta emisión de bonos globales incrementará este número y es posible que el monto de estos compromisos alcance los 50 mil millones de dólares, cifra sin precedentes en la historia de Panamá. 

La tarea que corresponde al gobierno que asuma las riendas del país en julio de este año, es definir las estrategias para pagar estos compromisos, lo que debería comenzar frenando el carácter de empleador desmesurado que tiene el Estado panameño.