Reportajes Especiales

La pandemia no impide celebrar el Día Internacional del Abrazo

2514
0

Un psicólogo y profesor estadounidense llamado Kevin Zaborney, preocupado por las pocas muestras de afecto que expresa la gente en público, incluso entre los miembros de su familia, estableció el 21 de enero como el Día Internacional del Abrazo.

“Es una festividad que nos brindará una excusa de hacer algo que a todos nos gusta, y es dar y recibir abrazos”, dijo.

De acuerdo con los argumentos presentados por este científico de la universidad de Michigan y otros que han estudiado su propuesta, el abrazo genera beneficios múltiples al ser humano, no solo en lo social, sino en los biológico.

  • Aportan seguridad: El ser humano es muy frágil por naturaleza, sobre todo cuando somos bebés, así que una buena dosis de abrazos nos ayuda a sentirnos seguros y confiados.
  • Provoca placer: Cada vez que abrazamos a alguien o nos abrazan nuestro cerebro segrega dos sustancias que son la dopamina y la serotonina, ambas reducen el estrés y juntas proporcionan calma, tranquilidad y sosiego.
  • Cubre nuestras necesidades afectivas: Una persona necesita diariamente 14 abrazos para sentirse plenamente querido. Las personas que no muestran afecto sufren de algo que en psicología se conoce como hambre de piel y no es más que la necesidad de contacto humano.
  • Permiten funcionar de mejor manera: Cada abrazo nos ayuda a centrarnos y mantenernos felices y funcionales cada día.
  • La mejor cura contra la timidez: Permite a las personas tímidas entrar en confianza, ser más abiertos, espontáneos y seguros de sí mismos.
  • Disminuye la presión arterial: Las personas que no tienen mucho contacto físico poseen una frecuencia cardiaca y una presión arterial mucho más alta que las personas que reciben abrazos de manera frecuente.

En estos tiempos de pandemia las autoridades de salud del mundo han suprimido esta forma de expresión de aprecio, amor o cariño para evitar contagios del virus, no obstante, la celebración de este día debe continuar, recordando que las palabras y los gestos son también formas de abrazar.

¡Feliz Día Internacional del Abrazo!