Tiempo Libre

Humanización de las mascotas puede convertirse en maltrato

730
0

Texto: Vaneza Mendoza

Las mascotas, y especialmente los perros, se han categorizado como el “mejor amigo del hombre” desde el inicio de la historia, teniendo registros ancestrales, como los del templo de Göbekli Tepe, en Turquía, de al menos 12.000 años de antigüedad. Allí los arqueólogos hicieron descubrimientos de restos de perros domesticados, lo que constituye la evidencia más antigua de domesticación, la tumba natufiense (ca. 12000 a.C.).

Esto quiere decir que los seres humanos siempre han sentido amor por los animales, no es una costumbre de los tiempos modernos; pero ¿Qué ha sucedido en los últimos años que ha hecho que el amor por las mascotas se haya convertido en humanización? Aquí responderemos esa pregunta.

¿Por qué las personas humanizan a las mascotas?

Estados Unidos es el país con mayor población de perros y gatos a nivel mundial y cada vez son más la cantidad de personas que consideran a los animales como hijos. Latinoamérica ha presenciado en los últimos 10 años una creciente cantidad de ingresos con respecto a esta industria, entre colegios y guarderías, parece que este fenómeno más que ser una moda, llegó para quedarse.

La veterinaria colombiana Maryan Acero, comenta en una entrevista que se están viviendo relaciones humano-animal mucho más cercanas de lo que estábamos acostumbrados y que en algunos casos tiende a la humanización. Aunque existan varios factores que pueden perpetuar este comportamiento, entre ellos  la carencia afectiva entre personas (explicando el por qué se trata a los animales como hijos), pero también la existencia de la hipótesis sobre biofilia, que habla sobre la afinidad que tenemos con los seres vivos y el instinto que existe de cuidarlos, siendo una relación singular y compleja.

Raúl Velázquez, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que esta tendencia de humanización se ha visto incrementada gracias al consumismo e individualismo, consecuencia del aislamiento personal y carencias afectivas reales entre nuestros pares.

Estas actitudes también nacen por la necesidad de sobreprotegerlos porque llenan un vacío emocional, equiparando las reacciones de los animales con la de los humanos.

¿Cómo les afectan estos comportamientos?

El experto y reconocido entrenador de perros, Cesar Milán, considera que aquello que los dueños llaman cariño, en realidad es maltrato animal y dista mucho de favorecerle a nuestras mascotas.

Los hoteles, guarderías, maquillaje, peinados y ropa son necesidades de los seres humanos, no de los animales, al imponerles este estilo de vida lo que hacemos es hacer que pierdan su identidad logrando en consecuencia, que estén frustrados, ansiosos y sean inseguros.

Al no tener en cuenta las necesidades del animal, lo estamos sometiendo a maltrato psicológico y a problemas mentales que hace 50 años era muy raro observar en una mascota. Ellos necesitan espacio para jugar y correr, relacionarse con otros animales y desarrollar sus capacidades dignamente.

Gary Francione, quien es abogado y especialista en derechos de los animales, considera que es moralmente negativo para ambas partes, ya que es una imposición de las reglas humanas y no se tiene en cuenta el sufrimiento que puede ocasionar en un animal que está pasando por esas circunstancias.

El crecimiento del consumo

Los animales de compañía han tenido un creciente aumento en los últimos años y con ello los gastos que ellos necesitan, teniendo una gran demanda a nivel mundial pero principalmente en los países asiáticos como China y Corea del Sur.

La población animal en Corea ha crecido desde el 2014 en un 11%, mientras que en China subió en 8%, superando los números de más de 60 millones de mascotas.

La generación Millenials ha adoptado las perspectivas de tener mascotas como alternativa a los hijos. En EE.UU son el grupo de propietarios más grande en toda clase de mascotas. El 35% de ellos posee una, frente al 32% de la Generación X, o el 27% de los Baby Boomers, según datos de Common Thread.

En los últimos meses ha destacado la aparición de nuevas y originales ofertas, desde las pequeñas empresas, como la ‘Autoship’ de Chewy.com, las sorpresa por cumpleaños o suscripciones como BarkBox, Meowbox y PupJoy Box, o las promociones por el día internacional de la mascota (11 de abril) que han dado un impulso al ecommerce, expandiendo el mercado y, por supuesto, el consumo.