Deportes

El doble “efecto Christiansen” en el fútbol panameño

360
0

Después de las duras críticas que recibió Thomas Christiansen en sus inicios en Panamá por parte de muchos comentaristas deportivos, y éstos a su vez replicados por esos fanáticos que solemos conocer como “entrenadores de tribuna”, ahora el director técnico de la selección mayor se lleva todos los halagos, no solo por ese flamante segundo puesto en la tabla clasificatoria de la Concacaf, si no por el ascenso de La Roja al puesto número 68 del ranking mundial de la FIFA.

Como suele pasar en el argot futbolístico, ya se habla del “efecto Christiansen” en el futbol panameño, aunque por su configuración se trata más de una estrategia y estilo de juego que ha resultado favorable y novedoso para el seleccionado nacional. Una estrategia que se basa en tener el balón e ir al ataque, generar juego en el área, un estilo ofensivo. El danés insistió en ello y configuró una selección que lo está haciendo. Quien no lo crea entonces no vio a Panamá jugar contra México en el último partido de la primera triple fecha del octagonal.

“Esto apenas comienza, el camino es largo y complicado”, ha dicho el entrenador al término de esta primera fase como una forma de no evitar que se exacerben las expectativas, sin embargo, la gente se ha hecho una gran ilusión y, contra todo pronóstico, dan por hecho que el exjugador del Barza llevará a La Sele a Catar.

Quienes los adversaban ahora lo defienden y lo interpretan como si nunca hubiesen hablado en su contra. “El único problema de Panamá es su director técnico”, dijo alguien de la televisión en el inicio de su gestión, ahora defiende su estrategia y su sistema. Esto es parte del “efecto Christiansen”, dicen algunos; y en Panamá ese efecto ha tenido una doble interpretación, porque se alude en lo deportivo, y también se aplica en la apariencia física del técnico y su vestimenta en cada partido, nada que ver con lo visto anteriormente en el colombiano Hernán “bolillo” Gómez, con todo y la proeza de habernos llevado por primera vez en la historia a un Mundial de Fútbol.

En este ciclo de aciertos, las damas han inundado las redes con fotos y un sinfín de comentarios a favor de Christiansen, y no precisamente sobre fútbol. Esta tendencia no involucra solo a las mujeres, los comentarios sobre los atributos físicos del entrenador se han colado en los diálogos de narradores y analistas hombres de radio y televisión, que parecen deslumbrados ante esta versión extendida del “efecto Christiansen” en Panamá.

Estamos a la expectativa de esta segunda triple fecha para ver si la tendencia se mantiene y el “efecto Christiansen” se consolida en este ciclo de clasificación al mundial, y que las damas puedan seguir yendo al estadio a fotografiar al técnico y perderse las jugadas y los goles de nuestra selección. Ojalá los resultados sigan siendo positivos.