Nacionales

Los embates del Covid-19: 2 mil 700 restaurantes han cerrado en Panamá

452
0

 

“Más de un  80% de los trabajadores de restaurantes, con más de 30 años están vacunados” 

Más del 30% del personal de restaurantes  continúa con los contratos suspendidos y no hay posibilidad de abrir nuevas plazas en este sector, uno de los más dinámicos de la economía. “Necesitamos que el Gobierno Nacional quite de nuevo la reestricción del toque de queda a las 10:00 de la noche; requerimos más horas para poder mejorar las ventas”, dice Domingo De Obaldía, Presidente Asociación de Restaurantes de Panamá y propietario del restaurante El Trapiche de Vía Argentina.

Comenta que aspiraban  que  las ventas empezaran a mejorar y que al cierre de este año  el 30% de los restaurantes de la capital reportaran ventas por el orden de los 500 millones de dólares, pero eso no va a pasar dada las circunstancias. “En los años 2018 y 2019 reportamos ventas de 900 millones, el año 2020 fue un desastre y este año con reestricciones, vamos mal”.

Asegura que ya 2 mil 600 restaurantes han cerrado definitivamente y este mes se suman 100,  pues se quedaron sin ahorros para seguir sosteniendo sus negocios.

“Ocho horas laborales que se convierten en 5 de venta, eso no es suficiente para que uno tenga mejores ventas, para traer más colaboradores y ahora en agosto tenemos que negociar con la Dirección General de Ingresos”, detalla De Obaldía.

En los restaurantes miembros de la asociación habían 15 mil trabajadores, de los cuales han sido liquidados 4 mil, quedaban 11,000, de estos 7 mil estaban  trabajando y con la nueva medida de cierre, a las 10:00 de la noche, se bajó de nuevo a 5 mil, lo que significa que hay todavía 6 mil colaboradores con contratos suspendidos y hay chance hasta agosto para tener todos los contratos activos.

“Nos afecta mucho el toque de queda con este horario; debemos volver a las 12:00 o 1:00 de la madrugada;  permitir que la gente salga. También es importante que abran el turismo, pues si seguimos cerrados, nos vamos a seguir perjudicando más y destruyendo la economía del país”, puntualiza.