Vida y Salud

Dietas de moda pueden ocasionar desequilibrios nutricionales

610
0

“La teoría en temas de nutrición dice que un plan de alimentación debe ser completo, es decir, que incluya todos los grupos principales de alimentos, por ejemplo: cereales, leguminosas y vegetales harinosos.  Además, debe contener frutas y vegetales, así como productos de origen animal como el huevo, lácteos, pollo, pescado y carnes rojas; y por último poca cantidad de azúcares y grasa. De esta manera, se logrará una combinación adecuada y equilibrada de alimentos, que ayudará a la persona a alcanzar sus metas nutricionales”. recomendó Francisco Herrera Morales, nutricionista de Productos Nevada.

Siempre hay dietas por temporadas, y en los últimos años han proliferado una importante cantidad de “dietas de moda”, que de una u otra manera, ponen en peligro la salud de quienes las practican, pues dejan de lado la ingesta de nutrientes necesarios para el buen desempeño del organismo, según asegura el experto.

Dice que la mayoría de estas dietas carecen del acompañamiento de un profesional en nutrición, quien es el que puede guiar e indicar los beneficios o perjuicios de la no inclusión de cierto tipo de alimentos.

“Un importante porcentaje de las personas que siguen una dieta de moda, buscan soluciones rápidas y temporales a un problema permanente, como es el de perder el exceso de peso y no volver a recuperarlo”.

Según Herrera Morales, “el plan de alimentación adecuado para perder peso es el prescrito para cada persona, de acuerdo con las indicaciones de un profesional en nutrición. Este se debe acompañar de ejercicio físico regular y un adecuado consumo de agua”

Dietas de moda y los déficits nutricionales

Las dietas de moda sin una adecuada orientación nutricional, podrían presentar déficits nutricionales, y una desarmonía de los alimentos que se ingieren diariamente. Adicional a esto, tenemos el llamado “efecto rebote”, pues al dejar de seguir el régimen, se sube de peso rápidamente.

Estos programas prometen un descenso rápido de peso, ya que, en lugar de grasa, que es el objetivo de todo tratamiento para la obesidad, se pierde gran cantidad de agua y de masa muscular, lo que puede provocar que el organismo sufra algún tipo de descompensación.

Siempre que se intenta bajar de peso debe ser manteniendo la distribución natural de nutrientes (carbohidratos, proteína y grasa), procurando un plan de alimentación con alguna reducción calórica y estimulando a la persona a realizar actividad física.

Nutrientes que no deben dejarse de ingerir