Nacionales

ASEP: “Tarifa eléctrica aun no ha sido aumentada”

1583
0

El organismo regulador de los servicios públicos aclaró que el nuevo ajuste tarifario comenzará a regir a partir del primero de julio

Voceros de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) respondieron a los usuarios del servicio eléctrico en Panamá que cuestionaban en sus redes sociales, otros mediante reclamos formales a sus empresas prestadoras, un desmedido incremento en su factura en el mes de abril.

Jenny De Lorenzo, jefe del Departamento de Economía y  Análisis Financiero de la Dirección Nacional de Electricidad, instancia adscrita a la ASEP, descartó de plano que esta estimación de los usuarios tuviera relación con un aumento en las tarifas del servicio del servicio eléctrico y recordó que los ajustes en esta materia se realizan semestralmente y ahora se está analizando la propuesta del segundo semestre presentada por las empresas comercializadoras y que entraría en vigencia a partir del primero de julio.

¿Hay entonces algún incremento en los componentes variables de la tarifa que pudiera estar incidiendo en esto?

No, tampoco, porque el componente más significativo suele ser el factor de variación por combustible, que es un costo asociado a la generación de energía, y desde hace seis meses este factor mantiene un valor cero en el cálculo.

Eliminación parcial del subsidio

Buscando respuestas posibles para explicar el reclamo que han hecho público algunos usuarios del servicio eléctrico en Panamá, los representantes de la ASEP señalan que hay que tomar en cuenta que el subsidio otorgado por el Gobierno nacional desde el año pasado a los clientes cuyos consumos no superaran los mil kilovatios/hora al mes, y que fue extendido por el Consejo de Gabinete hasta marzo de este año, sufrió una variación importante al final del primer trimestre del 2021, y es que fue extendido nuevamente hasta el mes de junio próximo, pero en esta oportunidad solo aplica para usuarios con consumos hasta 750 kilovatios/hora al mes.

Esto indica que el lote de usuarios que tenían consumos por encima de este nivel hasta los mil kilovatios/hora al mes y que estaban amparados por el subsidio denominado Fondo de Estabilización Tarifaria, FET Extraordinario, aplicado hasta marzo, en abril recibieron, muy probablemente, un aumento en el importe de la factura, pues en la nueva disposición quedaron fuera de este beneficio creado para reducir el impacto de la pandemia en los panameños.

El aumento del consumo es otro factor

Las estadísticas de demanda de electricidad mensual que muestra en su página web la ASEP, muestran un incremento sustancial en los meses de marzo y abril de este año 2021, alcanzado en marzo una demanda de 1,956 megavatios, la demanda máxima de este período, y 1,924 megavatios para el mes de abril, lo cual es el resultado de la reactivación del aparato productivo nacional luego de la reapertura de la mayoría de los sectores económicos restringidos por más de un año a causa de la pandemia.

Daniel Mina, jefe de normas técnicas de la Dirección Nacional de Electricidad de la ASEP, explica que este es un factor para verificar en las facturas de los usuarios del servicio, pues es innegable que ha habido un aumento en el consumo en los dos últimos meses, y si tomamos en cuenta que en Panamá el 96 por ciento de los clientes registrados por las empresas prestadoras son residenciales, una buena parte de esa demanda proviene de incrementos en el consumo de este sector.

Es importante destacar también, que verificando denuncias que recibíamos en nuestros medios a través de las redes, los usuarios tendían a hablar del monto total de la factura y no habían verificado el consumo del mes que muestra el documento. Cuando se le preguntó por este detalle, se percataron que el aumento venía por un incremento sustancial en la cantidad de kilovatios/hora consumidos en el mes.

Mina no desestima de ninguna forma el derecho de los usuarios del servicio a presentar sus reclamos por el cobro del servicio, los mecanismos existen y el derecho les asiste, a él solo le corresponde mencionar el consumo como un factor que incide en el importe de la factura mensual.

“Hay mecanismos creados para atender este tipo de reclamaciones de los usuarios, ellos pueden presentar sus quejas ante la empresa prestadora del servicio y ésta tiene la obligación de responderle en tiempos ya preestablecidos”, asegura Daniel Mina.

Usuarios pueden reclamar

La directora nacional de Atención al Usuario, Gipsy Tapia, señaló por su parte que los reclamos por alto consumo se hacen ante la empresa prestataria del servicio, en un plazo no mayor de 60 días después de la recepción de la factura. La empresa está en la obligación de responder en un máximo de 15 días.

“Es también muy importante indicar que si el usuario no está de acuerdo con la respuesta dada por la empresa prestataria, tiene la opción de acudir a la ASEP para que su caso sea revisado. Esto lo puede hacer a través de la página web de la ASEP, presentando su factura y todos los recaudos que abalan su gestión. La ASEP realiza las gestiones ante la empresa distribuidora para aclarar cada reclamo y dar una respuesta apropiada a los usuarios”, explicó Tapia.

Ahorrar electricidad es la mejor opción

Considerando la supresión de los subsidios y la probable aplicación de un aumento de la tarifa eléctrica a partir del primero de julio, los usuarios del servicio deben pensar en alternativas que le ayuden a minimizar este impacto. Una de ellas es, sin duda alguna, buscar asesorías que le apoyen en un plan de reducción inteligente del consumo de electricidad en sus hogares, empresas y hasta en las áreas comunes de su edificio.

Hernando Soto Montiel, experto en materia de optimización y uso eficiente de la energía, señala que es totalmente factible, mediante metodologías de auditoría en los sistemas eléctricos y modificaciones en los patrones de consumo, lograr un ahorro significativo que se vea reflejado en el monto de la factura al final del ciclo.

Soto Montiel es director ejecutivo de Consultoría Integral de Gestión Energética, CIGE, una empresa panameña que se enfoca en asesorar a los consumidores para que con una baja o ninguna inversión puedan optimizar sus sistemas eléctricos y aplicar medidas de consumo para ahorrar costos por este concepto.

“Definitivamente, ahorrar es la decisión más inteligente en estos tiempos, y nosotros tenemos una metodología comprobada que permite disminuir el consumo de electricidad, para ello realizamos una auditoría, como paso inicial, y luego de identificar todas las oportunidades de mejora que presenta el inmueble, elaboramos un informe con las recomendaciones necesarias. Si el cliente lo considera, podemos acompañarlo en la aplicación de las medidas para garantizar un resultado efectivo y un ahorro real en un plazo determinado”, explica Soto.

Este proceso de reactivación de la economía en Panamá resultará complejo y engorroso para muchos, por ello es necesario estar preparados y muy enterados de lo que se estudia y se aprueba a nivel gubernamental, también debemos estar muy encima de los gastos, aplicando un criterio de optimización para asegurarnos que la recuperación llegará en el menor tiempo posible.