Vida y Salud

Pocos casos de dengue en Panamá

742
0
El dengue es un virus transmitido por el mosquito Aedes Aegypti. No existe tratamiento específico para tratarlo.

Según explica el jefe nacional de epidemiología del Ministerio de Salud (MINSA), Leonardo Labrador, la semana epidemiológica N°13 refleja una disminución del 81% de casos de dengue en comparación con el 2019, donde las cifras llegaron a superar los 500 casos para la misma época lluviosa.

De acuerdo con el informe epidemiológico, de los 96 casos de dengue, registrados a nivel nacional: 46 se mantienen en  Chiriquí,  seguido de San Miguelito, con 10 casos, la Comarca Guna Yala y Panamá Metro con 8 casos, Colón con 6, Panamá Oeste 5, Panamá Norte, Veraguas y Bocas del Toro con 4 casos y Coclé un caso.

¿Cómo controlar el dengue?

Se deben controlar los depósitos donde el agua queda estancada por períodos largos de tiempo, como por ejemplo, neumáticos viejos, tanques de reserva sin tapas, piscinas sin movimiento  y floreros. El insecto puede depositar entre 140 y 280 huevos en aguas limpias, que luego se convierten en larvas y durante los diez días siguientes, en vectores.

Al picar, las hembras del mosquito Aedes absorben la sangre y se reproducen. El zancudo adquiere el virus del dengue al atacar a una persona infectada. Este virus queda en sus glándulas salivales y al picar a alguien sano, le regurgita saliva contagiada a su nueva víctima. Esta rutina la practica el insecto durante su promedio de vida de cinco semanas.

El afectado presenta un cuadro febril parecido a la gripe, si se trata de dengue clásico. El malestar dura entre 2 y 7 días:

  • Dolor de cabeza o cefalea
  • Dolor retro ocular
  • Dolores musculares y articulares.

Aun siendo del tipo clásico, el paciente también puede presentar erupciones cutáneas, petequias y pequeñas hemorragias por la nariz y las encías. El tratamiento se indicará, según los síntomas.

Dengue hemorrágico, el más peligroso

Aunque es el menos frecuente, el dengue hemorrágico es el que mayores complicaciones presenta. Puede provocar la muerte si no se trata a tiempo y adecuadamente. Entre los síntomas se cuentan los mismos que en el dengue clásico, pero además, se le suman:

  • Hemorragias
  • Aumento de permeabilidad vascular
  • Problemas de coagulación.

Hay quienes presentan pulso débil y acelerado, hipotensión y baja temperatura corporal.  El diagnóstico se hace a través de exámenes de sangre.