Vida y Salud

Siguen aumentando los problemas de salud mental. ¿Qué hacer?

1780
0

La pandemia del Covid-19 no solo ha acabado con la vida de más de un millón y medio de personas en el mundo,  también con la tranquilidad mental y paz social de la gran mayoría, ante tanta incertidumbre, producto de muchos factores, como el confinamiento y la falta de dinero.

La ansiedad, la angustia, el temor, el desgaste emocional, las tristezas, los familiares que se pierden o se enferman de manera grave, así como las graves fallas en el manejo del gobierno y la corrupción, son parte de los monstruos que cada ser humanos está enfrentando desde hace 10 meses en Panamá. Todo esto afecta automáticamente el estado mental, generando enfermedades graves, como la depresión.

La pandemia ha demostrado la necesidad de aumentar urgentemente la inversión en servicios de salud mental para poder frenar un aumento drástico de las enfermedades psíquicas, según un informe publicado por las Naciones Unidas.

Panamá cuenta con atención especializada en salud mental, en los centros de atención de la  Caja del Seguro Social, uno de estos es la clínica Carlos N. Brin, en San Francisco, al lado del parque Omar.

También puedes llamar al 169, allí eres atendido por un especialista, que  da apoyo y orientación emocional.

Puede llamar al Instituto Nacional de Salud Mental a los teléfonos: 523 6813 y 523 6846.

Por estos días, recibe gratis el libro Rompiendo el Silencio en las cajas de las Farmacias Arrocha y de Riba Smith (Revisa cuáles sucursales en las redes sociales de San Francisco, Bella Vista y Ancón News)

¿Qué hacer?

  • Hablar con nuestros hijos sobre lo que pasa, sin angustiarlos, adaptando la información a su edad.
  • Buscar información en páginas oficiales. Evitar los fakes news.
  • Mantenerse conectados socialmente con familiares y amigos. Hablar cara a cara a través de las video llamadas.
  • Armar rutinas en casa. No mantenerse en pijama. Realizar actividades productivas.
  • Relajarse con técnicas de respiración profunda, meditación
  • Hacer ejercicio en casa. Siga a expertos a través de páginas especializadas.
  • Mantenga buen ánimo y considere que este aislamiento le puede resultar provechoso.
  • Estar triste, con ansiedad y preocupación es normal. Acepte lo que siente y haga lo posible por manejarlo.
  • Busque ayuda profesional. Será muy bueno ser escuchado y orientado.
Los adultos mayores han sido los más amenazados con esta pandemia y han sido los que más han tenido que estar confinados.

Los organismos internacionales, muestran informes sobre aumento de los síntomas de depresión y de ansiedad en varios países.Médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud, están entre los  grupos que están sufrinedo  más afectaciones psicológicas, por las largas jornadas de trabajo, sin descanso, por su alta exposición a contagiarse y más por tener que decidir algunas veces a quienes salvarle la vida o no.

Desde que inició la pandemia, las mujeres, han tenido que multiplicarse, pues tienen que seguir atendiendo su trabajo, dar clases a los niños, ayudarlos con sus tareas, atender la casa y más. Aún hay muchos hombres que no asumen estas responsabilidades o simplemente, como en millones de hogares de América Latina, esta figura no existe.

Aunque las herramientas tecnológicas han estado al servicio de la mayoría de los sectores, no todos tienen acceso, y esto ha causado que haya disminuido el trabajo de los grupos de apoyo a personas que sufren dependencia de ciertas sustancias. Por ejemplo, en Panamá, el sistema de educación y las políticas gubernamentales han develado sus graves fallas, en el intento de las clases on line, en un país donde solo el 53% de los estudiantes tienen acceso a internet.