Nacionales

Clases seguirán on line aunque 70% de los estudiantes del sector oficial no tiene computadora en casa

599
0
Las computadoras se convierten en uno de los aliados más importantes de un estudiante durante su educación | Foto: CDE News

Un año escolar completo finalizó en Panamá sin que el Ministerio de Educación pudiera conocer cuántos estudiantes lograron conectarse con sus maestros y cómo (si lo hicieron a través de manuales impresos del Gobierno, computadoras o teléfonos celulares).

Siete de cada diez estudiantes del sector oficial en Panamá no tiene manera de conectarse a sus clases on line, pues no cuentan en casa con un computador que le permita hacerlo. Esta realidad fue presentada en un estudio realizado por el Centro de Investigación Educativa (Ciedu), que también muestra otra realidad: hasta finales de noviembre el Meduca no lograba localizar a 46 mil 744 estudiantes.

Frente a este panorama, Meduca hace otro anuncio que para muchas familias resulta devastador: El primer trimestre del año lectivo 2021 (previsto que comenzara el 1 de marzo) en las escuelas oficiales y particulares también se realizará a distancia.

Los estudiantes de todos los niveles continuarán en la casa, con las consecuencias que todo esto conlleva, y aunque muchas escuelas privadas manifiestan haber invertido en adecuar sus instalaciones y adaptar la logística a la nueva realidad para garantizar un regreso escolar seguro, esto no podrá ocurrir. Según la medida, los colegios con calendario internacional culminarán el año de forma virtual en junio, y los de régimen regular no pierden las esperanzas de volver a las aulas pasado el primer semestre del 2021.

Entretanto, la Asociación de Profesores de Panamá (Asoprof) confía en que el Gobierno Nacional atienda su solicitud de garantizar la conectividad a todos los alumnos y hacerles entrega de dispositivos electrónicos que les permitan ver las clases en  las 16 regiones educativas del país.

Ahora el otro reto vuelve a ser que Meduca imprima oportunamente las guías de estudio y las entregue a sus estudiantes,  para que cuenten con el  contenido académico y no siga aumentando la deserción escolar.