Comunidad

PH´s y residencias deben cumplir estrictos protocolos de bioseguridad en sus piscinas

374
0

Los días de piscina serán con previa cita, distanciamiento, mascarilla, sin alimentos ni bebidas, sin balones ni otros juegos, accesos por turnos, vigilancia permanente y mucha conciencia ciudadana.  

El Ministerio de Salud de Panamá elaboró una guía sanitaria de bioseguridad post-covid donde se establecen todas las normativas y previsiones que deben tomarse en cuenta para la reactivación del uso de las piscinas públicas y privadas, decretado por el Ejecutivo nacional a partir del pasado 12 de octubre.

Se trata de una herramienta que resume todas las medidas de prevención que deben ser atendidas en el ámbito del uso de piscinas, en medio de la situación de pandemia actual.

Esta guía hace dos observaciones muy importantes que todos los ciudadanos deben conocer: la primera de ellas es que, conociendo las vías de transmisión de virus y otras condiciones, el principal riesgo de contagio no está en el agua, siempre y cuando la piscina cumpla con las condiciones básicas de mantenimiento y desinfección. La segunda es que los principales riesgos de contagio están en las interacciones personales alrededor de la piscina y en los casos en que no se cumplan con la limpieza y desinfección de las áreas comunes.

Entre los lineamientos que establece esta guía, destacan normas para proteger a las personas que trabajan en estas áreas de recreación o deporte y a los usuarios. En este caso haremos énfasis en la orientación e información dirigida a los usuarios para lograr de ellos la mayor colaboración posible para evitar la propagación del virus en las áreas sociales de edificios y residencias.

Lo principal es considerar que todas las instalaciones que cuenten con piscinas de uso público o colectivo están obligados a atender estas directrices, y serán objeto de inspecciones sin previa notificación.

  • Los responsables de la administración de las instalaciones que posean piscinas deben crear un Comité Especial de Salud e Higiene para la Prevención y Atención del Covid-19, conformado por 2 a 6 personas. Ya esta disposición había sido incluida en una resolución de marzo de 2020, así que los PH´s que la hayan acatado tienen un paso adelante.
  • Recibido el entrenamiento respectivo, deben desarrollar un protocolo que garantice el cumplimiento de las medidas de control y prevención y el seguimiento respectivo. Deben mantener informados a trabajadores y usuarios.
  • El aforo en las piscinas queda restringido a un 25 por ciento de su capacidad, cumpliendo con el distanciamiento de dos metros mínimos entre grupos de una misma burbuja y entre personas dentro y fuera del agua.
  • Debe quedar establecido el horario de las piscinas, el modo de “previa cita” y los tiempos de uso por grupos de personas por día, de acuerdo con un cálculo del máximo de usuarios en las áreas comunes y en el agua. Deberá establecerse la modalidad de turnos de uso y control de acceso.
  • Están impedidas de acceder a las áreas de las piscinas aquellas personas con síntomas sospechosos, que hayan tenido contacto con casos positivos, las que estén en espera de resultados de las pruebas o las que cumplan aislamiento domiciliario.
  • Los Comités deben asegurarse de señalizar las áreas indicando las distancias, recordando las normas de lavado de manos y uso obligatorio de mascarillas y de las duchas, antes y después de usar la piscina. Establecer guardias de vigilancia para que se cumplan las normativas.
  • No está permitido el uso de colchonetas, balones o cualquier otro material de juego.
  • No compartir objetos con otras personas ajenas a la burbuja familiar.
  • No consumir alimentos ni bebidas en el área de la piscina.
  • No se pueden realizar eventos, fiestas y actividades que impliquen aglomeración de personas.
  • Las instalaciones deben contar con insumos de bioseguridad (jabón líquido, papel toalla, gel alcoholado) en baños y áreas comunes.
  • Las administraciones deben garantizar limpieza y desinfección diarias de las instalaciones y áreas comunes, y limpieza profunda cada dos semanas; limpieza cada dos horas de superficies de alto contacto (manillas, posamanos, grifos, entre otros)

A la par de estas medidas señaladas, aplican también todas las normativas generales emitidas por el Ministerio de Salud en el marco del decreto de emergencia nacional para protección de todos los ciudadanos.