Uncategorized

Jorge Canahuati  Larach: “Los medios de comunicación son un activo importante de la sociedad, para sostener la democracia”

962
0

Uno de los sectores que se ha visto más sacudido cual sismo de grandes cadencias, es el de los medios de comunicación, sin embargo, pocos miran hacia ellos en este momento y todos se ven beneficiados de su carácter informativo, por el imbatible nivel de compromiso que tienen con la sociedad y por estar en la primera línea de batalla en esta crisis de salud mundial. Nadie tilda de héroes a los periodistas, a los camarógrafos, fotógrafos y a quienes encabezan estas empresas, gente que hace “magia” para mantenerse en pie, cumpliendo su misión para la sociedad.

Si hay alguien con suficientes credenciales para hablar sobre la realidad titánica que mantiene a los medios de comunicación navegando sobre aguas turbulentas, es Jorge Canahuati, quien inició su andar entre los pasillos con olor a tinta fresca, proveniente de la rotativa, en 1979. Empezó como asistente de publicidad en el Grupo hondureño Opsa, organización  editora del Diario Diez, La Prensa,  El Heraldo y de diversas revistas. Pasó por varios cargos, hasta que en 1986 asumió la presidencia.

“Si  bien es cierto que el sector de los medios de comunicación ya venía desde hace años impactado por la crisis y  transición acelerada hacia lo digital, la realidad actual nos llama a apurar todos estos cambios, como innovación y transformación tecnológica, mejores niveles de contenido y la búsqueda de otras fuentes de ingresos para sustituir las pérdidas de publicidad”, inicia su reflexión Canahuati, quien en  1996, cuando apenas internet germinaba en el mundo, lanzó el portal www.laprensa.hn y en el año 2002 adquirió Estilo, la primera revista social del país que abrió el sendero para la campeada del grupo en la creación de una unidad de revistas para productos segmentados, de nichos de lectores como: Revista Mía, Amiga, Tecno, Motores, Buen Provecho, Casa y Hogar.

No tiene ninguna duda de que esta crisis va a cambiar el comportamiento y la vida de la sociedad y de las personas. Asegura que durante los próximos dos o tres años viviremos en una “economía de bajo contacto, que se reflejará en casi inexistentes aglomeraciones, mayor trabajo desde casa, más empresas en quiebra, mayor desempleo, menos viajes y la interrupción de muchas  cadenas de servicio”.

Está convencido de que en este ambiente, de mayor incertidumbre, es más importante el rol de los medios de comunicación, ya que estos pueden crear conciencia, debate público, promover reflexiones para guiar a la sociedad y ayudar a las personas a manejar esta situación.

Libertad y principios

“De la libertad de expresión, dependen nuestras libertades, el rol de los medios de comunicación, que muchas veces se da por hecho, en momentos históricos o en crisis, cumplimos una misión imprescindible, así como muchas veces son llamados a defender la democracia, sus principios y a fortalecer sus instituciones”.

Comenta el empresario hondureño, de origen palestino y nacido en Chicago, que la pandemia  afectará el cómo y qué de los medios de comunicación, porque, por ejemplo, los temas de salud pública tomarán mayor relevancia, así como, todo lo relacionado con el individuo. “Ya se están dando cambios en los medios, por ejemplo, el New York Times suspendió la sección sobre viajes y la sustituiría por una llamada “En Casa”. No se descarta que la sección de viajes pueda regresar, pero ya no será lo mismo”.

Asegura que se utilizarán más nuevos géneros periodísticos, como el de datos, así como monetizar los contenidos será indispensable, y reinventarse para crear otros negocios alternos, como organización de eventos, servicios digitales; otros que sean independientes de las marcas tradicionales, serán comunes en esta diversificación.  Está convencido de que la utilización de Big Data y la Inteligencia Artificial será vital para repatriar aquellos anunciantes que habían emigrado a las plataformas digitales.

La credibilidad Vs. Fake News

Si algo saben hacer bien los medios con credibilidad, es conectar a sus audiencias con aquellos negocios o anunciantes que desean posicionar sus productos o servicios. “Entre todo este escenario retador o gris, existe una oportunidad para los medios de comunicación que tienen credibilidad, debido a ese mar de Fake News. Esto ha potencializado que el público se refugie en estos medios en busca de veracidad, porque prefieren y tienen más confianza en los medios formales y con credibilidad”.

Era digital

Para alguien que creció escuchando el fascinante sonido de las rotativas y sintiendo la emoción de ser el primero en leer una noticia que llegará horas después a millones de personas, debe ser muy difícil aceptar que el mundo le dice adiós a los impresos y que el Covid-19 llegó para hacer una especie de remate seco. Es como ver desvanecerse las últimas noticias plasmadas sobre el olor de los periódicos. Son las peores noticias: la pandemia y la extinción de unos medios que tanto dieron al mundo, a la democracia, a las libertades, al intelecto humano. Lo que sí es cierto, es que nada será igual. Sin embargo, con la entereza que suelen tener los hombres de negocios, que saben que el mundo no puede detenerse, Jorge Canahuati, licenciado en Administración de Empresas,  expresa lo irremediable:

“Existen estudios y encuestas que demuestran fehacientemente que las personas se conectan con las redes sociales, pero tienen más confianza en los medios con credibilidad. Esto genera una oportunidad única que los medios que estamos en sobrevivencia no debemos desaprovechar, pero esto exigirá ser más creativo, mejorar la calidad de contenido, más diferenciados o únicos, con un periodismo más proactivo, de soluciones, que reactivos, sin olvidar su misión de investigar y de trabajo social”.

Sabe, con la certeza de una lanza, que el impacto económico que tendrán los medios será irreversible; a unos “nos obligará a aceptar subsidios oficiales o ser absorbidos por organizaciones más grandes; en ambos casos esto afecta su independencia o sus posiciones de análisis a la sociedad. Los medios, aunque en su mayoría son empresas privadas, representan un importante activo para la sociedad, por eso es vital el apoyo que estos puedan tener para su sostenibilidad”.