Nacionales

Suspendido uso de túneles, cabinas, cámaras y arcos de aspersión

1434
0
Cortesía

Tras el anuncio hecho por la Organización Mundial de la Salud, sobre lo inconveniente del uso de túneles y cabinas con rociado para desinfección de personas contra la COVID-19, los gobiernos de varios países han tomado medidas.

Tedros Adhanom, director general de la OMS

Según indican las recomendaciones de la OMS, los productos utilizados para la desinfección (amonio, cloro, peróxido de hidróxido, alcoholes y otros) pueden producir efectos adversos con afectaciones a la piel, ojos, mucosas, irritación en las vías respiratorias altas y bajas provocando síntomas que se pueden confundir con COVID-19.  Además, no hay evidencia de que esas sustancias produzcan una desinfección efectiva del virus.

En Panamá, tanto instituciones públicas como privadas han instalado estos túneles. Sin embargo, el Ministerio de Salud ordenó la suspensión de cabinas, cámaras y arcos de aspersión o micro nebulizadores y similares, con la aplicación de sustancias químicas, como amonio cuaternario, hipoclorito, dióxido de cloro estabilizado, glutaraldehído, cobre iónico, entre otras, que pueden causar afectaciones de salud.

El informe de la OMS establece lo siguiente:

Los productos utilizados en túneles de desinfección y dispositivos similares presentan efectos nocivos parala salud humana.

  • Se sabe que los productos químicos utilizados para el rociado (compuestos de amonio, cloro,peróxido de hidróxido, alcoholes, glutaraldehído) y otros compuestos como el ozono, causan daños en los humanos, como irritación en la mucosa, la piel, los ojos, el sistema digestivo, y las vías respiratorias. Estos productos químicos están hechos para superficies inanimadas y agua, y no deben usarse en el cuerpo humano.
  • UV-C no está destinado a la desinfección humana directa. La exposición a la radiación UV-C puede causar efectos nocivos para la salud. Estos incluyen irritación de la piel y los ojos, quemaduras solares, lesiones oculares y cáncer. Mirar directamente a la radiación de la luz UV-C puede causar daños en la córnea. La radiación UV-C puede generar ozono, un contaminante del aire.

Los túneles u otras estructuras físicas con rociado de productos de desinfección, dispositivos de pulverización o radiación UV-C no son efectivos para inactivar el virus en humanos.

  • Algunos productos químicos y la radiación UV-C han demostrado ser efectivos como agentes desinfectantes para superficies cuando se usan siguiendo los protocolos y procesos de limpieza y desinfección.
  • Para que los productos químicos y la radiación UV-C funcionen como desinfectantes efectivos, las superficies deben limpiarse antes de la aplicación de una capa uniforme de solución química. Esto no es factible con los humanos.
  • El rociado de productos químicos solo cubrirá las superficies expuestas limitando su efectividad.
  • La desinfección con radiación UV-C solo actuará en la superficie en línea directa de visión. Las zonas sombreadas o las cubiertas de polvo no se desinfectarán.
  • Los tiempos de contacto y las dosis efectivas requeridos para inactivar el virus, no se pueden cumplir en túneles u otras estructuras físicas con rociado de productos de desinfección, dispositivos de pulverización o radiación UV-C sin poner en riesgo la salud humana. Es decir, el tiempo de contacto efectivo de la mayoría de los desinfectantes químicos para superficies porosas y blandas (prendas de vestir, tela y zapatos) es más largo (más de 5 minutos) que el tiempo de uso de los túneles).
  • El rociado de productos químicos no inactivará el virus dentro del cuerpo y, por lo tanto, la duración de la efectividad para un portador de enfermedad será muy corta.

El uso de túneles u otras estructuras físicas con rociado de productos de desinfección, dispositivos de pulverización o radiación UV-C puede conducir a una mayor dispersión involuntaria del virus.

  • La percepción de desinfección podría dar como resultado una falsa sensación de seguridad y desalentar acciones con eficacia comprobada, como el distanciamiento social, el lavado de manos, evitar tocarse la cara y el uso de máscaras.
  • La acción de pulverización podría aerosolizar y, por lo tanto, dispersar el virus a través de gotas que aumentan la transmisión.

Los dispositivos de desinfección de grado industrial y médico requieren el uso de equipo de protección y medidas estrictas de seguridad.

  • Los túneles de desinfección de grado médico e industrial son parte de un enfoque de desinfección múltiple que incluye la limpieza (generalmente con agua a alta presión y detergente), el uso de un producto desinfectante y un proceso de enjuague y secado.
  • Los túneles y cámaras utilizados en la industria para la desinfección requieren del uso de equipo de protección apropiado, que incluye, entre otros: traje resistente a materiales peligrosos, gafas de protección UV y máscara protectora de gas.
  • Los túneles de desinfección de grado industrial y médico no están diseñados para la desinfección de humanos.

Lavarse las manos regularmente con agua y jabón, toser en el codo y estornudar en pañuelos desechables, el distanciamiento social y la cuarentena a la primera señal de síntomas, siguen siendo las barreras básicas de transmisión recomendadas