Costa del Este News

Costa Recicla intenta mudar su centro de acopio

3163
0
En la actualidad, el centro de acopio se encuentra ubicado al lado de las oficinas  de la Administración de Costa del Este.

Hace 5 años, un grupo de jóvenes comprometidos con el ambiente, decidió iniciar un proyecto cuyas dimensiones superaron las expectativas.  Hoy en día son inspiración para muchas personas en nuestra comunidad.

Su idea siempre ha sido convertir a Costa del Este en la primera comunidad verde de Panamá, inculcando a sus residentes el hábito del reciclaje. Aún falta mucho camino por recorrer, pero los logros obtenidos hasta ahora han sido muy significativos.

Consiguieron el permiso para ubicar su primer centro de acopio a un costado de la entrada del Parque Felipe Motta (del lado de la Avenida Centenario) y allí empezaron a evolucionar.

Costa Recicla ha ido mejorando poco a poco la logística para recolectar el material reciclable.

Lo que en principio solo fueron grandes cajones construidos en pallets para disponer el material, el año pasado se convirtió en un espacio con cabinas para el mejor manejo de los materiales. En total, hay 5 estaciones bien identificadas, fabricadas en acero inoxidable/galvanizado, para colocar latas de aluminio y latón, tetrapak y papel bond blanco, papel periódico y revistas, papel mixto y baterías alcalinas; y equipos  electrónicos. Incluso, en uno de los módulos, bautizado como la “recicloteca” se reciben libros en buen estado para que otros puedan aprovecharlos.

La recicloteca recibe libros en buen estado.

Opiniones encontradas

Cada vez son más quienes acuden al lugar, y con la idea de continuar siendo referencia en materia ecológica, ahora el equipo de Costa Recicla promete prestar un mejor servicio y de forma más organizada con un nuevo centro de acopio dentro del parque (por el acceso que colinda con la sinagoga).

Este cambio de ubicación ha generado opiniones a favor y en contra. Algunos consideran que el trabajo que realiza la fundación es muy positivo, y esta ampliación seguirá trayendo beneficios a la comunidad y al medio ambiente; y sobre todo favoreciendo la cultura del reciclaje, muy deficiente en nuestro país. Otro grupo, aunque reconoce la labor que han venido haciendo estos jóvenes y son partidarios del cuidado al planeta, están en desacuerdo con la mudanza por considerar que les afectará tener el nuevo centro en ese sector del parque e iniciaron la recolección de firmas para oponerse.  Ambas partes buscan apoyo para sumarlo a sus causas.

Costa Recicla es una organización sin fines de lucro.

Guerra de firmas

“La negativa de algunos vecinos pone en peligro nuestra misión. Nuestro centro es un lugar para dejar materiales, es una fuente educativa que ayuda a promover la cultura de protección y conservación del medio ambiente y su entorno, agregando valor a toda la comunidad, quienes son los actores principales en la labor que realizamos a través de nuestro centro de acopio. Somos responsables con el espacio y velamos por la limpieza del área, manteniéndola libre de alimañas y malos olores, educando y creando conciencia. Queremos ofrecer un espacio más cómodo y amplio…”, afirman los jóvenes de Costa Recicla, quienes  además, indican que no reciben material orgánico sino plástico PET1, plástico HDPE2, Tetra-pak, papel blanco, papel periódico, papel mixto, revistas, libros, cápsulas de café, latas de aluminio, latas de conserva, cartón, vidrio verde, vidrio ámbar, vidrio claro, baterías y equipo electrónico.

El punto principal de Dolce Gusto, en el que se encuentra la cápsula gigante, está ubicado en el centro de acopio de Costa Recicla. Allí los vecinos pueden llevar sus pequeños envases que son 99 por ciento fabricados con plástico reciclable.

Por su parte, los vecinos que  rechazan la construcción del nuevo centro en esa ubicación, afirman que  apoyan la gestión de Costa Recicla en pro de preservar el medio ambiente y lograr una comunidad educada en materia de reciclaje, pero les preocupa que esta decisión genere problemas de salubridad para los usuarios del parque y residentes de edificios aledaños; que el material de reciclaje no reciba el tratamiento de limpieza que requiere y genere  malos olores, convirtiéndose en un  criadero de alimañas, y finalmente, que se multiplique la afluencia de autos en el lugar.

El acceso al nuevo centro de acopio, sería por la entrada del parque próxima a la Congregación Kol Shearith Israel (sinagoga de CDE).

“Vecinos de los edificios cercanos al parque, nos hemos agrupados en un frente común para oponernos, no al buen trabajo que viene haciendo la Fundación Costa Recicla, sino a la ubicación que pretenden darle al nuevo centro de acopio. Eso nos afecta directamente y proponemos buscar un mejor lugar. Rechazamos cualquier iniciativa que se haga en la comunidad de manera inconsulta, sin verificar los pro y contra de cada caso en particular”, indica Ivan Bernal, presidente de la junta de condominio del PH Titanium”.

¿Qué tendrá el nuevo centro?

  • Señalización y espacio suficiente para garantizar fluidez en el tránsito.
  • Estacionamientos para los visitantes dentro del parque.
  • Máquina compactadora para acopiar los materiales eficientemente.
  • Agua y luz.
  • Espacio cerrado para ubicar los materiales acopiados y compactados.
  • Seguridad y cámaras de vigilancia.
  • Horarios establecidos.
  • Monitor en sitio para recibir los materiales limpios y educar a los visitantes.