San Francisco News

El viacrucis del transporte comienza en las paradas

2097
0
Paradas consideradas in√ļtiles por el dise√Īo que no protege del clima y hasta concentra el calor en su interior.

Texto y fotos: Andreína Rodríguez

Dados los cambios en la pol√≠tica de movilidad que se avecinan para la ciudad de Panam√°, sus residentes hacen necesarios cuestionamientos a las alternativas de transporte para una urbe que cada vez m√°s apunta hacia la ‚Äúpeatonabilidad‚ÄĚ.

El uso racional de los veh√≠culos particulares exige un servicio de transporte p√ļblico de altura, lo cual, seg√ļn la experiencia de los usuarios rutinarios no est√° ni cerca de existir, por el contrario, es disfuncional y precario.

Partiendo de los servicios del Metrob√ļs, son diversas las aristas que sus usuarios destacan en el diario devenir, y sus opiniones afloran en el lugar de los hechos: las paradas.

Parada: Plaza Paitilla

  • Aceras no se encuentran acondicionadas para el flujo de pasajeros, turistas y peatones. Quedan restos de jardiner√≠a deteriorada que entorpece el tr√°nsito de personas.
  • Persisten botes en m√°s de tres tanquillas de aguas servidas que corren tambi√©n hacia el asfalto, causando su deterioro.
  • Aunque tienen el mobiliario regular para las paradas, √©stas no est√°n se√Īalizadas por ruta. La falta de indicaciones de destinos de las unidades obliga a los pasajeros a correr de un extremo al otro para tomar el Metrob√ļs.
  • Buses particulares hacen uso de estos espacios sin el debido protocolo y, en muchos casos, infringiendo normas de seguridad, aparcando lejos de las aceras interrumpiendo el tr√°fico en el sector.1 Edith Castillo

¬†Edith Castillo: Usuaria de ruta Albrook ‚Äď Don Bosco Multicentro – Paitilla

‚ÄúEn las paradas de Multicentro las esperas son cortas, pero existe mucho desorden, a pesar de la presencia de la Polic√≠a Nacional y del Tr√°nsito. Deber√≠an se√Īalizar mejor y reubicar a los vendedores de comida, as√≠ como un espacio para los piratas que dejan y reciben pasajeros en la mitad de la calle. En cuanto a las de Paitilla, las aceras est√°n en p√©simas condiciones. Los tiempos de espera son mayores a 20 minutos, incluso puede llegar hasta 45 minutos para tomar un Metrob√ļs hacia Don Bosco. Situaci√≥n que siempre empeora cuando empiezan las lluvias‚ÄĚ.

Paradas de V√≠a Espa√Īa

  • Esperas entre 5 a 30 minutos de este punto al centro de la ciudad y de 5 minutos a 1 hora a la inversa.
  • Volumen de usuarios rebasa las casetillas de las paradas.
  • Buses particulares interrumpen en las paradas ralentizando el tr√°nsito en la zona.2 Charlotte Maxwell

Charlote Maxwell ‚Äď vendedora, parada de Carrasquilla hacia R√≠o Abajo

‚ÄúLas esperas pueden llegar a ser desde 20 a 45 minutos y cuando llega una unidad, detr√°s de ella vienen otras 3 o 4 que cubren la misma ruta. Est√°n descoordinados‚ÄĚ.

Magaly Castillo Р vendedora, parada de Carrasquilla hacia Parque Lefevre.

‚ÄúSe demoran demasiado las unidades, no se sabe cu√°nto se puede esperar. Es una inconsistencia todo el tiempo, puede ser desde 15 minutos a 1 hora y 20. Si no fuese por los Diablos Rojos, esta fila de gente ser√≠a much√≠simo m√°s larga‚ÄĚ.3 F√°tima Morden

F√°tima Morden ‚Äď parada de V√≠a Israel ruta Albrook a Panam√° Viejo.

‚ÄúSe puede esperar de 5 a 10 minutos en la ma√Īana la ruta “Panam√° Viejo”, pero hacia el mediod√≠a puede durar la espera m√°s de media hora, y llegan hasta tres unidades seguidas. La parada frente a Atlapa est√° muy mal dise√Īada, est√° en una curva y tiene un poste grueso en la esquina, donde no se ve llegar al Metrob√ļs, a menos que cruces dos pa√Īos de la v√≠a en la salida al corredor Sur para asomarte y darle se√Īa al conductor, porque si el chofer no te ve, puede seguir de largo y tendr√≠a que esperar otro m√°s, que no se sabe cu√°nto tiempo demore‚ÄĚ.

Antonio Veces ‚Äď Residente de Boca La Caja.

‚ÄúEl servicio es bastante inconsistente, se puede esperar, independientemente de la hora, de unos 5 a 30 minutos y llegan hasta 4 seguidos hacia el Mercado del Marisco y otros 3 hacia Albrook. El mobiliario no sirve, la gente se para detr√°s de √©l para cubrirse del sol y porque dentro se concentra un vapor muy fuerte por estar entre dos mupis que, de paso, no dejan ver a los metrobuses llegar‚ÄĚ.