Costa del Este News

Voces de Costa del Este que le cantan a Dios

2665
0
Notas que suben y bajan en cada eucaristía | Foto: AR

En la Parroquia San Lucas de Costa del Este no hay ningún servicio religioso que se ofrezca sin el acompañamiento musical de las muchas agrupaciones (6 coros en total) que se han ido conformando según las necesidades, edades, y preferencias de los feligreses.

Coro Parroquial San Lucas: el génesis musical

2016-11-27-12-27-51
Según el tipo de celebración, el Coro Parroquial San Lucas adecúa su vestimenta | Foto: AR

Hace muchos años, cuando aún no existía la parroquia San Lucas; en Costa del Este los vecinos oían las misas en un gazebo dentro del primer residencial construido en nuestra comunidad, según nos cuenta Marinell Chen de Castillero.

“Un grupo de vecinas, incluyendo dos de las cuales todavía nos mantenemos activas; con nuestras guitarras y cantos retomamos lo que había formado parte de nuestra vida escolar y confiadas iniciamos esta grandiosa aventura que ha sido de las experiencias más enriquecedoras de nuestras vidas” indica la persona a quien todos llaman “la cabeza del coro”.

Tuvieron sus orígenes cuando todavía no existía la parroquia.  “Desde hace 16 años acompañamos a nuestros sacerdotes en ese “peregrinar”. Iniciamos en el gazebo de Costa Bella, luego nos mudamos al anfiteatro de la Academia Interamericana de Panamá, más tarde al San Agustín (que nos cedió su cuarto de máquinas de agua); al primer salón que estuvo listo en el colegio y finalmente, entramos por la puerta de un gran sueño: nuestro templo parroquial”.

Integrantes del Coro Parroquial San Lucas
Integrantes del Coro Parroquial San Lucas

Cuaresma y Navidad son las temporadas más demandantes para este coro.  “Participamos  en Vía Crucis, somos parte de los Encuentros Vecinales en los que se reflexiona sobre la Pasión de Cristo; en la Semana Mayor regalamos nuestro  tiempo para  alabar al Señor y acompañarlo en su pasión, muerte y resurrección, como una muestra viva de agradecimiento por todo lo que Él hizo por nosotros. En Navidad, con nuestro canto en las posadas y misas navideñas, rendimos honor y gloria al verdadero homenajeado, al cumpleañero, a aquel por quien celebramos”.

Santa Cecilia/Emaús: un coro para alabar al Señor

Hace 9 años, y después de haber tenido una larga trayectoria con la guitarra, cantando y formando coros (Colegio Las Esclavas, coro universitario, Estudiantina de La Salle y Santuario Nacional)  Doña Lupe de Van Hoorde se mudó a Costa del Este y de inmediato quiso integrarse a la parroquia San Lucas. “Llegué a esta iglesia en donde me sentía perdida porque no conocía a nadie ni me conocían a mí; pero gracias a  Pascual Varona me acerqué al Coro Santa Cecilia (tenían 4 guitarras y todas eran voces femeninas que acompañaban a Pascual durante la Hora Santa de los viernes). Por diversas circunstancia yo quedé como la guía de ese grupo conformado por personas maravillosas y grandes amigas a quienes quiero mucho, y así fuimos creciendo a lo que somos hoy”.

A Doña Lupe nunca le ha gustado un  coro que cante por cantar. “Se canta para expresar un sentimiento y la única manera es a través de melodías suaves y tiernas, cantando a dos y tres voces, y armonizando. Nuestra misión es la de cantar la misa y alabar al Señor toda la Hora Santa de los Jueves Eucarísticos, que es el día de la oración al Santísimo. En nuestros cantos sobresale la oración y las alabanzas, mientras que la guitarra solo está de fondo. Tenemos con nosotros a personas comprometidas y responsables  que cantan 20 misas al mes”.

lupe
Doña Lupe de Van Hoorde, guía coro Emaús, Santa Cecilia | Foto: AR

Coro San Agustín-Pastoral Familiar

El Coro de La Familia cuenta con muchas voces masculinas. Hombres y mujeres entrelazan sus tonos musicales para elevar a través de la música sus oraciones y alabanzas. Participan de variadas eucaristías, pero no tienen un día fijo para cantar.

Dominus Deus: cantautores de alto calibre

coro-dominus-deus
Dominus Deus está conformado por Sophie Breebaart, Mitzi Alfaro y Vicki Arosemena (voces femeninas) | Foto: AR

Surgen de la pasión que un grupo de 7 amigos combinó con  la música y su amor a Dios. “Nuestro estilo se basa en las  preferencias musicales de sus integrantes y muchas veces nos salimos de lo tradicional. Hacemos arreglos vocales y componemos nuestra propia música dedicada a la alabanza y adoración” comenta Tete Oliveilla, una de las voces y guitarras de la agrupación, quien indica que tienen varias canciones de su autoría “que fluyen de modo individual según nuestras vivencias, o al recorrer los caminos que Dios nos proporciona.  Por ejemplo, Chepi Carrizo compuso el tema “Reina Misericordia” para celebrar  el Año Santo de la Misericordia que recién acaba de terminar”.

Tete Olivella (guitarra 12 cuerdas y armónicas), Chepi Carrizo (Guitarra), Percy Nuñez (Guitarra) y Alvaro Regueira (Guitarra, flauta y bajo) son las voces masculinas | Foto: AR
Tete Olivella (guitarra 12 cuerdas y armónicas), Chepi Carrizo (Guitarra), Percy Nuñez (Guitarra) y Alvaro Regueira (Guitarra, flauta y bajo) son las voces masculinas | Foto: AR

Olivella rememora que en sus inicios, el coro prepararon una misa con arreglos musicales estilo rock; “algunos nos recomendaron no cantar pues la celebración estaría a cargo de Monseñor José D. Ulloa,  pero nos atrevimos y para sorpresa de todos, él no dejó de seguir el ritmo con sus manos y al finalizar nos felicitó y dijo que lo habíamos transportado a la década de los 80’s; fue muy gratificante”.

El coro más rebelde: el de los jóvenes

Este coro está conformado por los adolescentes que, después de regresar de la playa, divertirse entre amigos o sencillamente finalizar sus tareas escolares; acuden a la misa de las 7:30 de la noche todos los domingos para participar en el servicio que está especialmente dirigido a los “pelaos” que tienen más de 14 y 15 años. Su líder, Jorge Pacheco, es un venezolano que ha conseguido en este grupo de muchachos a otra familia, que le ayuda a sobrellevar el estar lejos de los suyos.

Jorge Pacheco, lider del coro juvenil | Foto: AR
Jorge Pacheco, líder del coro juvenil | Foto: AR

“Costa del Este está lleno de mucho talento y gracias al coro juvenil he conocido a decenas de jóvenes y a sus padres, quienes se preocupan y están felices de que sus hijos participen en este tipo de actividades. El guiarlos en este ministerio de la música que le ofrecemos a Dios, es también una manera de agradecer a Panamá el que me haya abierto sus puertas. Siento que estos chicos son como mis hermanos menores  y nos hemos compenetrado mucho”

Este coro adapta las canciones de la liturgia a ritmos y versiones juveniles “Nuestra música se sale un poco de lo tradicional  pero siempre  conservamos el mensaje que queremos dirigirle a Dios”.

Vocecitas blancas que elevan sus cantos

Así como la edad de sus integrantes, el coro más joven de la parroquia es el “Santa Teresita”, conformado por 13 niñas a partir de los 8 años de edad. Surgió a mediados del 2016 junto a las misas infantiles, ante la necesidad de brindar a los más pequeños de la casa un espacio en el que se acercaran y entendieran la palabra de Dios de una manera divertida y participaran más activamente en las ceremonias.

Este "corito", el más reciente de la parroquia, participa en las eucaristías dominicales de los niños | Foto: AR
Este «corito», el más reciente de la parroquia, participa en las eucaristías dominicales de los niños | Foto: AR

María Teresa Castillo de Castro (guitarrista) y Linette Real, quienes son catequistas desde hace 9 años e integran el coro Santa Cecilia/Emaús; ahora también dirigen el coro infantil que según explican, se ha acoplado de maravilla. “Nuestro plan es enseñarles más canciones y poder empezar pronto a hacer juego de voces. Sería maravilloso que ellas mismas tocaran algún instrumento musical y poder introducir percusión”.

Voces al servicio de Dios

 

Linette Real
Linette Real

Linette Real: “Las voces de los niños son blancas o infantiles (voces antes de la pubertad) por lo que mantienen un mismo tono de voz, más bien agudo. Se les escucha hermoso. Pertenecer al coro Santa Cecilia/Emaús es como un spa para el alma. Realmente es mi terapia de todos los miércoles (día de práctica) y los jueves que le cantamos al Señor y a mamá María con nuestro corazón.

Tete Olivella, junto al padre Miguel Ángel.
Tete Olivella, junto al padre Miguel Ángel.

Tete Olivella: “Me siento privilegiado de poder compartir con quienes se acercan a recibir la palabra en el templo. Es una responsabilidad muy grande poner música a esos momentos tan personales; a la hora de recibir la comunión, pedir o agradecer.  No lo cambio por nada”.

Jorge Pacheco | Foto: AR
Jorge Pacheco | Foto: AR

Jorge Pacheco: “Quisiera que cada uno de los chicos encuentre en la música una manera de orar y conectarse con Dios; porque cantar es un don que no todos reciben, y qué mejor manera de agradecerlo que cantándole al Señor”.

img-20161220-wa0024

Lupe de Van Hoorde: “El pájaro no canta por cantar; sino para expresar un sentimiento». Todo lo que se hace con amor, sale bien, y si es para el señor, sale mejor; Él nos da la gracia”.

Marinell Chen de Castillero | Foto: AR
Marinell Chen de Castillero | Foto: AR

Marinell de Castillero: “El coro no canta, se transporta e involucra con las canciones; se llena de emoción y conecta con Dios. Agradecemos esta invaluable oportunidad de ser mensajeros de su amor, instrumentos de su paz, alivio y misericordia. Cantarle es una satisfacción que sólo el alma es capaz de interpretar”.