San Francisco News

Vladimir Barrios crea su propio estilo inspirado en Picasso

2279
0

 

El irreverente artista plástico, nacido el 26 de Julio de 1975 en Santa Ana y criado frente al verdor del Parque Omar en vía Porras, nos abre las puertas de su casa dispuesto a mostrarnos todas las facetas de su honesta propuesta de arte.

Declarado cubista y fovista profundamente, Vladimir Barrios no titubea al expresar que su vocación artística explotó ya a edad adulta; sin embargo, 300 obras en escasos 3 años muestran su prolífica dedicación.

Egresó de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de Panamá, adscrita al Instituto Nacional de la Cultura (INAC) en el 2013, y se considera desde entonces un eterno estudiante de las artes plásticas. Confiesa que nunca ha dejado de dibujar desde que tiene uso de razón. Si bien estuvo ligado “Free lance” a la publicidad, no fue sino el lienzo el que le abrió paso al mercado artístico.

“En una vuelta, un profesor elogió uno de mis dibujos espontáneos y me preguntó: ¿tú hiciste eso?, ¿podrías hacer otros dibujos así?”. Estas preguntas marcaron un reto para Barrios, y al tiempo que asentía, iba plasmando en la superficie lo que se le “venía a la cabeza”. Tras terminar la pieza, el maestro dijo: “sabes qué, olvídate del bodegón y de todas esas cosas y vamos a ponernos a pintar de una vez”; de allí surgió el “Uve Barrios” que hoy conocemos.

Su debut

Recién se cumplen dos años de su primera exposición, “CARAS VEMOS”, presentada en LA BUAT PANAMÁ, en su natal Casco Antiguo. Un sorprendente debut con el que logró un gran éxito de venta y aceptación del público. Los presentes se dejaron cautivar por la espontaneidad de sus formas y su estilo franco destacado por colores planos dentro de líneas simples y gruesas.

A partir de ese momento, su versión cubista trasciende llevando su propuesta surrealista de rostros hacia una mayor intensidad de tonalidades y con mayor demarcación de trazos. Nació entonces su segunda muestra, “VARIOS BARRIOS”, expuesta en la Galería “Jerónimo” al siguiente año. Esta gran receptividad le impulsa a ser uno de los invitados por el despacho de la Primera Dama de Panamá, Lorena Castillo, en el mes de octubre de 2015.

Son estos los logros que lo impulsaron a las salas de Hamburgo durante este año.

Sin temor ni ambición, se entrega de lleno a expresar su visión plástica del mundo. Así también hace frente al mal que, confiesa conmovido, le arrebató a su padre, Miguel Barrios y a su hermana, Sheila. Por ello no duda en ofrecer su arte ampliamente para apoyar organizaciones que luchan contra el cáncer. “Lazos Solidarios” y “FUNDACÁNCER”, se convierten desde entonces en parte de sus proyectos artísticos, año tras año.

Acrílico sobre lienzo

Su versión cubista trasciende en rostros con una mayor intensidad en lo tonos y trazos.
Su versión cubista trasciende en rostros con una mayor intensidad en lo tonos y trazos.

Lo que más le sienta cómodo es manejar en el lienzo el brillo y la plasticidad de este tipo de pintura. De secado rápido y soluble al agua, conviene en su forma de ser: llana, franca y temeraria. Barrios no vive en medias tintas ni de turbio trasfondo. Su tendencia está vehementemente influenciada por Picasso, artista a quien reconoce “venerar en un altar”. A pesar de su atrevida espontaneidad, sostiene que “se debe tener referencias fuertes para hacer arte, se tiene que ver mucho arte para tener buena base como punto de partida para poder dirigir tus talentos y saber hacia dónde poder explotar tu mente”, asegura el artista.

El “panameñismo” no lo puede evitar

Se refleja en todas sus facetas y plasma con orgullo su semilla cultural istmeña a través de sus retratos impregnados de molas, polleras y montunos. “Son bien pedidas”, reconoce Barrios, “por más que desista, nuevamente me solicitan otro proyecto y no me puedo resistir a aceptar”. Sus clientes confían a ciegas en sus manos y apuestan por sus técnicas y estilo particular cuando le solicitan sus retratos, libertad que Barrios agradece porque reconoce odiar que le digan qué hacer y cómo hacerlo.

La naturaleza protagoniza

Con una tercera muestra en México y cuarta en Alemania, su quinta puesta en escena tendrá lugar en Botánica, el 24 de noviembre a las 7pm. Una nueva exposición donde sorprenderá con el despliegue de un nuevo estilo.

Lisboa y el Cairo suenan duro

Portugal y Egipto están en la mira del creador panameño.
Portugal y Egipto están en la mira del creador panameño.

Vladimir adelanta que dos ciudades se han mostrado receptivas a su firma. Portugal y Egipto son el nuevo norte para exhibir sus proyectos. Promete continuar en la misma línea expresiva “hasta que explote un potencial genio que pueda crear un nuevo estilo propio”, dice.

Del plano al 3D

“UVE” Barrios admite que últimamente se ha sentido tentado por explorar los relieves y probar sus habilidades en la escultura. Sin perder su vena cubista, planea abordar este arte bajo el estilo contemporáneo, pero siempre manteniéndose dentro de la colorimetría llana. “Para el 2017, el año de los artistas, saltaré hacia a la tercera dimensión”.

A corto plazo

“Los murales ahora son mi nuevo desafío”. Vladimir proyecta cumplir este proyecto antes de finalizar este año, en la medida que la Alcaldía le conceda algún espacio para proyectar su arte a mayor escala. Ya no sería el acrílico su principal cómplice, pero se conforma con la fiabilidad de la pintura mate de exteriores. Proyecto que concibe llevar a cabo desde la idea en el plano hasta el último trazo en la pared. “Me gusta reproducir mis propios diseños, si no que chiste tiene”.

A mediano plazo

Establecer un taller propio. Aunque por el momento el INAC le provee de un espacio, en Santa Elena, ya piensa en uno propio que no le limite en proporciones ni horarios. “Ya las obras grandes las hago en el parking del edificio”, confiesa con gracia.

Destino

“Tener mi propio lugar que provea arte en un lugar céntrico. Es lo que más necesitan los artistas plásticos en Panamá: tener un solo lugar dónde encontrar todo”. Su proyecto abarca “tener mi propia Galería de Arte con un café donde artistas y amantes del arte puedan compartir sus proyectos y experiencias”.

Su sencillez es su principal carta de presentación y espera ir con ella a trascender a través de la cultura. Su mensaje es uno: franqueza.