Tiempo Libre

iBag2, un bolso que ayuda a los compradores compulsivos

843
0
Foto: Cortesía

Las compradoras compulsivas pueden encontrar un aliado para controlar sus gastos con iBag2, una bolsa de mano dise√Īada para evitar que “el consumidor d√© rienda suelta a su ansia por las compras”, seg√ļn se√Īalaron hoy sus creadores.

“iBag2 le recuerda a los usuarios de tarjetas que deben ejercer control sobre sus gastos, no caminar por la vida a ciegas, fijarse en el precio y en el balance bancario antes de hacer una compra”, se√Īal√≥ a Efe Michel Hutchison, experta financiera del portal especializado finder.com., y que ha ideado el producto.

La bolsa tienen la misi√≥n de vigilar los consumos de las compradoras, para lo cual las usuarias fijan el m√°ximo de dinero que quieren gastar y crean un sistema de alertas para evitar las tiendas o los comercios que no son necesarios o constituyen un punto d√©bil seg√ļn su historial de gastos.

Cada vez que la usuaria extrae su monedero el bolso emite una luz azul y vibraciones, para avisarle amablemente que esa compra es al mismo tiempo un gasto.

Pero cuando se acerca a una zona o tienda “vulnerable”, seg√ļn las especificaciones programadas por la propia usuaria, la iBag2 se cierra autom√°ticamente y de esta manera se ataja el peligro del gasto desenfrenado.

Hutchison explicó que en Estados Unidos 158.6 millones de personas tienen tarjetas de crédito y acumulan una deuda global de 960.800 millones de dólares. De esos consumidores, el 64 % realiza compras innecesarias cada mes.

La bolsa, desarrollada por un equipo de Colmac Robotics, una compa√Ī√≠a ubicada en Irlanda, est√° dirigida al comprador que no tiene ning√ļn control sobre sus gastos, carece de un presupuesto y exprime al m√°ximo sus tarjetas de cr√©dito.

Seg√ļn un estudio de finder.com, un portal digital que ofrece comparaciones de productos financieros, la lista de estados con mayor n√ļmero de consumidores impulsivos la encabeza Nueva York, seguido de Nuevo M√©xico y Texas.

Hutchison se√Īal√≥ que la bolsa, que no tiene a√ļn fecha de salida al mercado, “no es una soluci√≥n a largo plazo” ya que no puede ense√Īar principios b√°sicos que todo consumidor debe saber, como crear y atenerse a un presupuesto, o los factores que influyen en el historial crediticio.

Aunque es un bolso particular, no deja de ser un art√≠culo est√©tico de cuyo dise√Īo se encargo Geova Rodr√≠guez, un brasile√Īo afincando en Nueva York.

“Decid√≠ hacer algo muy art√≠stico, pero con un aire de alta costura y con un estilo muy contempor√°nea”, asever√≥ el dise√Īador a Efe.

“La bolsa es tan efectiva como as√≠ lo elija el usuario”, afirm√≥ la especialista sobre la iBag2, cuyo precio de salida se prev√© ronde los 5.000 d√≥lares, aunque si la demanda aumenta puede llegar a costar 300 d√≥lares, seg√ļn indic√≥ Hutchison.