Nacionales

Comunicado | Iglesia católica se pronuncia en torno al proyecto de ley de educación sexual

1005
0
Foto: Cortesía

Ante las diversas opiniones que se han gestado en torno al proyecto de ley 61 sobre la obligatoriedad de la educación sexual en los centros escolares, la Conferencia Episcopal de Panamá se pronunció este miércoles a través de un comunicado en el cual invitan a toda la sociedad a decidir la el futuro de ésta legislación.

A continuación el texto íntegro:

1)  La familia y la educación sexual son temas de vital importancia para el futuro del país, en consecuencia no son solo los políticos quienes deben decidir al respecto, sino toda la sociedad (Iglesias, padres de familia, etc.) a la que le asiste todo el derecho y el deber de pronunciarse y tomar acciones al respecto.

2)    El Papa Francisco, en la última Exhortación postsinodal Amoris laetitia, destaca la importancia de la familia y el peligro en que se encuentra frente a ideologías extrañas, a la vez que reafirma  que la Iglesia dice un sí rotundo a la educación sexual de los niños y jóvenes. El Papa dice: “a pesar de las numerosas señales de crisis del matrimonio, «el deseo de familia permanece vivo, especialmente entre los jóvenes, y esto motiva a la Iglesia». Como respuesta, a ese anhelo «el anuncio cristiano relativo a la familia es verdaderamente una buena noticia». “El Concilio Vaticano II planteaba la necesidad de «una positiva y prudente educación sexual» que llegue a los niños y adolescentes «conforme avanza su edad» y «teniendo en cuenta el progreso de la psicología, la pedagogía y la didáctica». Deberíamos preguntarnos si nuestras instituciones educativas han asumido este desafío. Es difícil pensar la educación sexual en una época en que la sexualidad tiende a banalizarse y a empobrecerse. Sólo podría entenderse en el marco de una educación para el amor, para la donación mutua. (AL 1 y  280). 

3)    Respetamos y valoramos el derecho y el deber de los fieles católicos de expresarse y manifestar públicamente sus opiniones en defensa de los valores y la moral evangélicos, sin que eso implique necesariamente la postura de la Iglesia.

4)    Como Iglesia  hemos mantenido y seguiremos manteniendo una postura de diálogo, de escucha con las autoridades tanto del Gobierno como de la Asamblea de Diputados así como de sectores de la sociedad civil, en la búsqueda de los consensos necesarios para lograr el bien común de todos los panameños.

5)    Instamos a todos a buscar caminos de diálogo y respeto para lograr entre todos un mejor futuro para la niñez y juventud panameña.