Gente y Estilo

La gastronomía local es premiada y enaltecida

1518
0

Por tercer año consecutivo, un jurado de expertos culinarios galardonó a los establecimientos y profesionales más destacados en Panamá con el premio El Buen Tenedor 2016, en  una gala realizada en el Teatro Anita Villalaz.

Los ganadores por categoría son: Mejor servicio de restaurante: Intimo;  local con mejor oferta de café: Café Unido; mejor restaurante de comida rápida: Rock Burger; local con mejor concepto y diseño: Gula; mejor restaurante casual: Segundo Muelle; local con mejor oferta de pastelería: Athanasiou; con mejor oferta de vinos: Chalet Suizo; mejor restaurante elegante: Azafrán; mejor restaurante Tradicional Panameño: El Trapiche; restaurante con mejor innovación en cocina panameña: Donde José; local con mejor oferta de cerveza: Brew Stop; local con mejor oferta coctelera: Intimo; hotel con mejor oferta gastronómica: Bristol.

Athanasiou arrasó en la categoría Restaurante Favorito del Público.

Carlos Chombolin Alba, del restaurante Intimo también se llevó el premio como “Chef del Año”, mientras que Athanasiou arrasó en la categoría “Restaurante Favorito del Público”; la única donde los comensales deciden el ganador al 100%. Este proceso de nominación, votación y premiación es auditado por MG Consulting Group.

Carlos Chombolin Alba del restaurante Intimo se llevó el premio como Chef del Año.

“Panamá continúa marcando en el radar de foodies y aventureros por igual como destino turístico favorito, gracias a su diversidad natural y cultural”, explica Jorge Chanis, creador y gestor del premio. Cuenta que este año, el recorrido gastronómico Coast to Coast  los llevó a una de las provincias productoras menos reconocidas: Veraguas, la única con dos costas. Desde Santa Catalina hasta Santa Fé, destacan cinco productos principales en esa región del país: cacao, coco, plátanos, café y carnes.

Jorge Chanis, Ángeles Ramos Baquero y al homenajeado, Alfredo Castillero Calvo.

Durante la ceremonia, se le rindió homenaje al panameño Alfredo Castillero Calvo, quien mediante su labor profesional ha colaborado a documentar la historia de la gastronomía nacional como parte de nuestra herencia cultural.