Empresarial

El cacao nacional se funde para convertirse en “Oro Moreno”

1479
0
Foto: Yólise Páez Delgado

El cacao panameño se proyecta poco a poco como uno de los más finos de la región y, aunque no es muy explorado, en la actualidad se importan alrededor de 500 toneladas a Europa y Sudáfrica.

Para que esta fruta crezca y sea de un calidad superior requiere ser sembrada en un ambiente lluvioso, es por esto que en el istmo, las costas del Caribe se perfilan como un espacio ideal por encima de las del Pacífico.

Siembras de cacao y sus múltiples propósitos

Una plantación de cacao es un bosque muy ecológico rico en biodiversidad, en el conviven árboles de sombra, maderables, sombra de plátano para las pequeñas plantas de cacao. Es posible desarrollar diferentes cultivos en un bosque de cacao, lo que lo hace muy sostenible para las áreas de pobreza en las que las familias pueden vivir de sus hectáreas al tiempo que producen cacao para exportación.

En regiones de pocos recursos es oportuno promover la producción del cacao por ser además un producto de granos secos, que tiene larga vida y mejor rentabilidad; siendo menos riesgoso que cultivar frutas frescas por ejemplo, adicionalmente el mercado de cacao mundial ha ido en alza así como su demanda.

Forest Finance los artesanos del cacao nacional

Actualmente cincuenta empleados fijos llevan a cabo las labores industriales de procesamiento de cacao panameño en Forest Finance y en Panamá cerca de 2mil 500 familias viven de la producción de cacao desarrollada por esta entidad en el área de Bocas del Toro.

“Los pequeños productores necesitan apoyo del gobierno y entidades financieras para alcanzar márgenes de producción de hasta un 700% más respecto a sus números actuales, que por falta de materia genética, inversión y acceso a capital para renovar plantaciones antiguas”, asegura Petra Kollmannsberger directora de Forest Finance.

Y así nace el “Oro Moreno”

Muestras de Oro Moreno se han presentado a expertos internacionales de Bélgica, Suiza y Estados Unidos, quienes aseguran que tanto el cacao panameño y las presentaciones de sus chocolates tienen potencial para competir con las más grandes y finas marcas alrededor del mundo.
Autóctono y con calidad de exportación es cada envoltorio sellado a mano, dentro de los que se funden sabores, aromas y toques propios como el ají chombo o la deliciosa maracuyá para mostrarle a propios y extranjeros las deliciosas presentaciones provenientes de un real paraíso.
Oro Moreno

Conoce más:
@oromorenopanama