Tiempo Libre

Asturias: Medieval, sorprendente y alegre

1261
0
SONY DSC

Si hay que buscar una palabra para definir a Asturias, sería “encanto” porque historia, monumentos, montañas, playas, pueblos singulares, gastronomía y diversión confluyen en este principado español, un destino que al visitarlo se convierte en uno de los imborrables regalos de la vida.

Esta región está conformada por tres ciudades: Oviedo, Gijón y Avilés, además de numerosos pueblecitos de pescadores y aldeas de montaña con paisajes tan hermosos que parecen pintados y que realmente le impactarán. Hay tanto que visitar y descubrir que una semana no bastará.

Oviedo monumental

Lo mejor es comenzar su aventura en Oviedo, capital del Principado de Asturias, tan antigua que su nacimiento se remonta a la Alta Edad Media, o quizás antes, cuando se llamaba Ovetum. En invierno es muy frío y en primavera ostenta una rica temperatura y se llena más de color por sus flores, cielo y mar.

Monumento Sagrado Corazón de Jesús en la cima del monte Naranco.

Pida que lo lleven al monte del Naranco, que está coronado por el monumento al Sagrado Corazón de Jesús, creado en 1950, como símbolo de protección a Oviedo. Iluminada desde 1992, y en su pedestal está la Cruz de la Victoria, emblema de la historia ovetense y asturiana. Allí estará  a 600 metros por lo  que desde  tendrá una visual entrañable de toda la ciudad. Hay un área recreativa para niños y para compartir en familia los famosos merenderos o picnics. En esta misma ruta, quedará hechizado al ver dos iglesias: San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco, que la historia dejó como vestigio del arte y religión  prerrománico asturiano. Formaban parte de un complejo arquitectónico del siglo IX. Ambas forman parte del patrimonio de la humanidad.

 

Historia viva

Desde la Corrada del Obispo inicia la calle de San Vicente y allí el arco del monasterio. Aquí nació Oviedo, pues los monjes Máximo y Fromestano fundaron en el año 761 un templo en honor a San Vicente. Posteriormente, el rey Fruela I inició la construcción del primer núcleo habitado.

Catedral de Santa Ana, Oviedo.

La Catedral y su imponente torre es el centro del casco antiguo de Oviedo. Su plaza está enmarcada por un conjunto de ilustres edificios, como  la capilla de la Balesquida, del siglo XIII;  la Casa de los Llanes, construcción barroca del siglo XVIII y a su lado el Palacio de la Rúa o del Marqués de Santa Cruz, del S. XV, que es la edificación civil más antigua de la ciudad. También está el Palacio de Valdecarzana y Heredia, de los siglos XVII y XVIII. Es un edificio barroco de tres plantas que acoge las dependencias del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

En el casco antiguo también verá la iglesia de San Tirso, fundada por Alfonso II el Casto en el siglo IX y separada de la Catedral por la calle Santa Ana. Contigua a la plaza de la Catedral está la plaza de Porlier, donde se levantaba el castillo o fortaleza construida por Alfonso III el Magno para la defensa de la ciudad en el lugar donde actualmente se encuentra el edificio de Telefónica.

Otros monumentos históricos: Palacio de Camposagrado, (S. XVIII); Palacio de Malleza o de Toreno, (S. XVIII); edificio de la Universidad de Oviedo, plaza de la Constitución donde se levanta el Ayuntamiento. Muy cerca hay vestigios de la primitiva muralla medieval, restos que son mucho más amplios en la calle del Paraíso; iglesia de San Isidoro el Real, plaza del mercado, la plaza del Fontán, el Palacio de Velarde, que es hoy el Museo de Bellas Artes de Asturias; la Basílica: la Cámara Santa y la Torre Vieja; la plaza Corrada del Obispo, con edificaciones como el Palacio Arzobispal, de fisonomía barroca, que ocupa el espacio de los antiguos palacios reales del siglo IX; la Casa del Deán Payarinos, que acoge al Conservatorio Superior de Música. También disfrute de la belleza de la Catedral de Oviedo y el Monasterio de San Pelayo.
Cangas de Onís y Covadonga
Cangas de Onís parece un pueblo de fantasía, creado para el rodaje de una película.

Al primer lugar que le llevarán camino a la Virgen de Covadonga es al Puente Romano en el poblado Cangas de Onís. Realmente le impresionará conocer la historia de esta construcción, situada sobre el río Sella, erigido en la época  medieval de tiempos del reinado de Alfonso XI de Castilla y de León con su famoso arco peraltado y otros dos arcos menores que son desiguales. De éste central cuelga una reproducción de la Cruz de la Victoria.

Este es el famoso Puente Romano con su Cruz de la Victoria, uno de los lugares insignia de la historia de España.

Cangas de Onís es muy lindo. Allí tendrá la sensación de ser un pueblo construido para una película de época porque sus monumentos, calles y plaza están muy preservadas y su tranquilidad impacta.

Otros lugares para ver: Ermita de Santa Cruz, del año 437.La última reedificación es posterior a la guerra civil, dejando al descubierto el dolmen, de 3.000 a.C., del que son originarios los bloques laterales; la iglesia parroquial, la estatua de Don Pelayo, situada frente a la iglesia; Palacio Pintu,  Plaza del Mercado y la Casa Dago.

Un lugar que no olvidará será el santuario de la Virgen de Covadonga, patrona de Asturias, hermosa imagen que se encuentra albergada en una cueva dentr de la montaña y rodeada de riachuelos. También está su catedral. Debe entrar y sentir la paz y belleza de su interior; el olor a madera antigua lo recordará siempre. Muchos famosos escogen este recinto para jurar amor eterno.

Cudillero
Cudillero. (1)
Se cree que sus primeros pobladores fueron vikingos.

Los colores de sus casitas enclavadas en desniveles sobre una montaña, miran al mar y sorprende al que llega por su genuina belleza. Su ambiente es festivo y parece un pueblito de cuentos que está escondido entre la montaña y el mar Cantábrico. Su origen es tan antiguo que algunos historiadores aseguran que fue hogar de vikingos. Es el pueblo turístico más famoso de la costa del Principado.

Gijón
Gijón. (1)
Tanto de día como de noche esta ciudad le impresionará por su belleza e historia.

Prehistórico y romano, urbano, vanguardista, marinero, cosmopolita y festivo son adjetivos que le calan a esmero a Gijón. Sus espléndidas vistas al mar, sus paseos en su zona histórica, sus monumentos, gente y tiendas enamoran al visitante. Puede conocer parte de la ciudad caminando. Visite los jardines de la Reina, la playa de Poniente, la del Arbeyal, la calle Corrida, la de los Moros, la Plaza del Instituto, La Campa de Torres, Veranes, La Guía, Somió, La Providencia, Caldones, Deva o La Camocha.

En el bulevar de la sidra pasará una noche de tapas y tragos súper divertida, rodeada de gente que anda en lo mismo: divirtiéndose en torno a la tradición y el importante significado que tiene esta bebida en Asturias.Bulevar de la Sidra. (1)

 

 

 

 

 

 

La foto perfecta primero en la mente

Una de las lindas sorpresas que Oviedo nos presentó fue a Andrea Lozada Garrido, una joven de apenas 20 años, aficionada a la fotografía pero con disparos profesionales, que logran verdaderas obras gráficas, como las que ha visto en este reportaje. La fotografía inició en su vida de forma fortuita hace cinco años cuando observó el mensaje que transmitían los retratos que hacía una amiga con su cámara. Desde allí emprendió una pasión que seguramente le acompañará el resto de su vida y que comparte con sus estudios de primer ciclo de grado superior en educación infantil; luego quiere conquistar el título de sicóloga infantil.

Andrea Lozada ha hecho de la fotografía una pasión sagrada.

“Amo la fotografía, me he dedicado a estudiar por internet y a descubrir cada día técnicas con las que logro captar la foto que imagino porque primero hago la foto perfecta en mi mente. Comencé haciendo fotos de naturaleza, retratos y ahora la que más me gusta es la de desnudos; ya hago sesiones que me solicitan conocidos y también gente que vi trabajo en redes sociales”.