Gente y Estilo

Pedro Altamiranda Barroso: entre raqueta y finanzas

2557
0
Foto: Yólise Páez

El hijo de Pedrito Altamiranda es padre amoroso, trabajador comprometido y deportista empedernido. Un sucesor de un nombre y apellido que es legado cultural  y lo retribuye dejando en alto la bandera panameña, antes en la cancha y hoy en su cotidianidad.

Convencido de que invertir el tiempo en las prioridades que se tienen en la vida es clave para alcanzarse el éxito y la felicidad al mismo tiempo, hoy vive sus días entre las oficinas de Tower Bank, donde es oficial de Tesorería; las canchas de Squash y su hogar.

Lasallista por su escolaridad, y en su camino de formación profesional sumó títulos de Banca y Finanzas en la Universidad Latinoamericana de Ciencias y Tecnología y una maestría en Administración de empresas con énfasis en finanzas internacionales, dándole soporte suficiente para haber desarrollado hasta ahora 15 años en el mundo de la banca.

Su pasión por los números, herencia adquirida de su abuelo, define su personalidad meticulosa; profesionalmente enfoca sus intereses en análisis financieros, trabajar por cubrir las exigencias del negocio bancario y atinar en el campo de las negociaciones interbancarias.

“Panamá tiene un nicho bancario inmenso, envidiado por otros países de Latinoamérica. La dolarización desde 1904 permitió mejorar nuestra economía interna y lograr un sistema financiero sólido que resalta en la región”.

Su Opinión acerca de la salida de la Panamá de la lista gris del GAFI

“Es un logro para Panamá que le adjudica transparencia y oportunidad de reponer las corresponsalías con entidades de la banca internacional; lo más relevante de este avance es que nuestro país se diferencia de otras naciones, previniendo el blanqueo de capitales y alejándose de todo financiamiento al terrorismo. En evolución económica se traducirá este positivo progreso”.

“Pedro Altamiranda hizo extraordinario lo convencional”

El cofre musical de Pedro Altamiranda Félez está repleto de sus vivencia, de lo que se percibe en calle y la vida cotidiana, de sus observaciones y como riman con la realidad de Panamá. Ha leído más de 15 mil libros en su vida, su facilidad para expresarlo con palabras le permite compartir lo que vive y como lo siente.

“Ha dejado el legado más honesto y fiel a lo que es Panamá y la idiosincrasia de su gente. Escucharlo permite conocer la vida cotidiana entre rimas y las tradiciones que nos identifican. Me enseñó a  identificar cuando un artista tiene influencia importante en su público y en otros exponentes. Él y su música con una propuesta sencilla logró algo grande y si algo es innegable es su originalidad, eso lo hace diferente entre otros”, dice mientras asevera que no en vano a su padre le llaman el jubilar de Panamá.

El deporte de los reflejos

Pedro Altamiranda Barroso es el único panameño con el honor de haber jugado un partido de la Professional Squash Association World Tour, top de las competiciones de esta práctica que definitivamente es su pasión.

“El Squash es sinónimo de oportunidades, por ejemplo es fascinante saber que los mejores equipos estadounidenses están en las universidades Trinity, Princeton, Harvard, Dartmouth, Yale, Barnes cuentan con excelentes jugadores juveniles becados de todas partes del mundo, por tanto destacar en deportes como este desde niño puede representar la oportunidad de ser becado en instituciones muy importantes que ofrecen carreras para destacarse profesionalmente”, realza al consultarle su visión de esta exigente práctica deportiva de la que se le reconoce como uno de los precursores en Panamá.

“Es el deporte de los banqueros y los traders, con 45 minutos de rutina puedes quemar 1000 calorías o más. Es una sesión rápida, puedes practicar y regresar a la oficina. Adicionalmente, suele ser buena escena para los negocios y es que con una corta sesión pueden cerrarse grandes tratos”.

Logros como raqueta del Squash

Se alzó 6 veces como campeón nacional.

Fue en 8 ocasiones subcampeón nacional.

Perfiló en las 5 mejores raquetas en Centroamérica.

Fue participante por Panamá en escena internacional.

Ha raqueteado con Nro. 1 actual, Mohamed El Shorbagy.

Dunlop marca especializada en raquetas es su sponsor actual.