Comunidad

Detalles | ¿Cómo tramitar un crédito hipotecario?

1370
0
Foto: Kisaí Mendoza Meléndez

Como en cualquier parte del mundo, aspirar a un crédito hipotecario, puede marcar el inicio de un viacrucis, donde solo la perseverancia y paciencia serán sus mejores aliados para conseguir la soñada aprobación, sin embargo, los requisitos no son tantos, ni tan complejos y la respuesta suele llegar en menos de un mes, pero allí no termina la historia.

Ayuda mucho que la oferta de proyectos inmobiliarios en Panamá, es increíblemente amplia y allí entra el interesante el juego de la oferta y la demanda. Las promotoras y bancos se ponen de acuerdo y en sintonía para que la tramitación no sea tan traumática e incluso, hay en muchos casos la disposición de los oficiales de crédito en ayudar al aspirante siempre y cuando cumpla con los requisitos mínimos solicitados.

Los intereses bajo la “Ley de Interés Preferencial”, van desde 2% para casas o apartamentos con un precio de venta hasta el 100% y para independientes, desde el 80% hasta el 90%, con plazos de 20, 30 hasta 35 años. Esto le facilita mucho al panameño conquistar la meta de tener su propio hogar, incluso, a temprana edad porque si un joven que está iniciando su vida laboral, tiene un ingreso familiar de B/900.00 mensuales, por ejemplo,  podrá optar por una hipoteca  de hasta B/.60,000, con una letra aproximada mensual de B/.280. En la medida que su ingreso familiar sea más alto, podrá optar por un préstamo hipotecario más alto y así más posibilidades de escoger.

Los bancos hipotecarios calculan como nivel de endeudamiento  un 30% del ingreso familiar para vivienda y en algunos casos y dependiendo de la profesión y tipo de actividad en la que se desenvuelve, hasta un 35%;    y  20% para gastos de consumo personal. Esto quiere decir que el máximo de endeudamiento del ingreso familiar mensual es del 50%

Requisitos generales:

  • Solicitud del préstamo hipotecario llenada y firmada (aportada por el banco).
  • Copia del contrato de promesa de compra-venta, firmado por el promitente vendedor y el promitente comprador (Lo hace el intermediario o un abogado).
  • Carta debidamente firmada autorizando la obtención de las referencias de Crédito de la Asociación Panameña de Crédito (La entrega el banco).
  • Carta de trabajo si es asalariado y si es independiente, copia de las declaraciones de renta de los dos últimos años, con la copia de los respectivos recibos de pago.
  • Copia de la cédula de identidad personal.
  • Copia de la ficha del Seguro Social y si es empleado público, copia de los dos últimos talonarios del cheque, solo para el caso de asalariados.

Dicen los expertos

“Una vez aprobado el préstamo hipotecario solicitado, debe firmar los documentos de la aceptación de la hipoteca en el banco correspondiente, a fin de que dicho banco haga entrega al promotor correspondiente de la carta promesa irrevocable de pago. En el momento que usted firma las cartas de aceptación, el banco le notificará el monto correspondiente a los gastos de cierre, que es un dinero con el que deberá contar además del abono inicial que haya pactado para la compra de su hogar”, explica  Pedro Detresno, presidente de Pedros Bienes Raíces, empresa con más de 30 años en Panamá.

Para Lucía  Castro, tramitadora de Hipotecas de Multibank, la lista es mucho más corta: “Si es asalariado, debe aportar, carta de trabajo, ficha del Seguro Social y talonario de pago, mientras que si es independiente, tiene que traer las dos últimas declaraciones de renta, estado de cuenta de los 6 últimos meses, referencias bancarias y comerciales”. Finalmente la experta recomienda que el cliente tenga un buen ingreso, referencias de crédito impecables, y que cumpla con su tiempo de empleo, de esta manera, es bastante factible conseguir el préstamo hipotecario.

Es mejor estar seguros…

Moe Peterson, gerente de Mercadeo de Seguros Mapfre explica que cuando se compra una propiedad, sea residencial o comercial, al tramitar la hipoteca el banco exige obtener un seguro de incendio endosado a su nombre para proteger el valor del préstamo de la propiedad hipotecada, “pero  una póliza de incendio cubre la propiedad en sí, mas no cubre todo lo que está dentro de ella:  muebles, electrodomésticos, televisiones, electrónicos y las cosas personales de mucho valor económico y sentimental”. Entonces, recomienda que para proteger lo que está dentro de una propiedad existen los seguros de contenido, destinados a las pérdidas materiales que puedan sufrir su hogar o negocio.  “Muchas veces el contenido está incluido en un seguro llamado multiriesgos, pero deben preguntar por éste”.