Articulistas Consulta Pediátrica

Infecciones respiratorias en niños

577
0
A mayor cantidad de virus inhalado, menor es el tiempo de aparición de los síntomas que incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, musculares, mocos, tos y malestar general | Foto: Cortesía

Por: Dra. Ana Gabriela Lucas

Comenzó la temporada de lluvias, y con ellas aumentan los casos de infecciones respiratorias, siendo la influenza una de las que más preocupa; ya que en los niños es más peligrosa que el resfriado común.

Niños menores de 5 años (en especial si tienen menos de 2), así como adolescentes que tienen una enfermedad crónica, corren  mayor riesgo de sufrir complicaciones que pueden requerir hospitalizaciones y hasta causar la muerte. También es posible que empeoren las enfermedades crónicas, como por ejemplo, en el caso de niños con asma, quienes pueden tener ataques de broncoespasmo si les da gripe.

Los virus de la influenza circulan en todo el mundo y pueden afectar a cualquier persona. Si bien en la mayoría, los síntomas son leves; en otros puede ser grave, e incluso mortal | Foto: Cortesía

En Panamá, ya tenemos disponibles las vacunas que ayudan a protegernos contra la influenza. Lo mejor es vacunarnos antes de que el virus comience a circular, puesto que el desarrollo de anticuerpos protectores demora aproximadamente 10 días desde la vacunación. Estas inmunizaciones brindan protección contra 4 virus diferentes: dos tipo A y dos tipo B.

Recomiendo vacunarse contra la influenza a todas las personas a partir de los 6 meses de edad. Así podrás protegerte de contraer la enfermedad; hacer que sea más leve, reducir de forma significativa el riesgo de muerte por influenza en niños; y vacunarse durante el embarazo, ayuda también a proteger al bebé luego del nacimiento (ya que se transmiten anticuerpos).

Las vacunas contra la influenza son seguras y no causan la enfermedad porque están elaboradas con virus muertos o debilitados. Los efectos secundarios más comunes luego de la aplicación son dolor, enrojecimiento, sensibilidad o hinchazón en el sitio de aplicación, y pocas veces fiebre baja.

Otras medidas para proteger a tus hijos de las infecciones por respiratorias son: mantenerlo alejado de personas enfermas y enseñarles la importancia del lavado de manos frecuente con agua y jabón. También, es muy importante el reposo y aislamiento si ya está enfermo. Si nos protegemos cuando estamos sanos, cada vez tendremos menos enfermos que no puedan cumplir con sus actividades diarias como ir al colegio, trabajo o cumplir con sus responsabilidades extra – curriculares.