San Francisco News

Residentes de Los Bambús no quieren que la calle sea ampliada

1018
0

Texto: Nervis Araujo. Fotos: Juvenal Cubillán/Joaquín Maizón

Ha sido un largo recorrido de cinco años para las 18 familias que viven en calle Los Bambús de Carrasquilla. Su lucha ha estado fundamentada en preservar la paz que han ostentado toda su vida en ese pequeño territorio, que sienten como propio. Para ello han exigido sin pausa el cese de la obra PH Buona Vista, por diversas irregularidades tanto en los permisos otorgados como en la construcción como tal.

Estuvo detenida unos meses por orden del Municipio de Panamá ante un informe técnico levantado por Sinaproc pero desde hace algún tiempo fue levantada esta suspensión y los vecinos sienten de nuevo la amenaza ante la caída frecuente de materiales. Lo que a ellos le preocupa más es la congestión vehicular y la falla en los servicios que se va a registrar cuando se muden cientos de familias a ese proyecto.

«Están viendo la posibilidad de ampliar esta calle a dos carriles de 3,10 metros cada uno, desde la entrada hasta el proyecto pero nosotros no aceptamos esto porque esta finca es privada, sin embargo, hay que ajustarse a lo que dice la ley, pero seguiremos en pie de lucha», dice Pedro Ascárraga, quien ha vivido en este lugar su vida entera y es uno de los líderes de esta cruzada vecinal.

Azcárraga calificó como un exabrupto la decisión del Consejo Municipal en levantar la suspensión indefinida que estaba sobre esta obra por no cumplir con los accesos adecuados a su comunidad y a la calle que por demás es estrecha, lo cual ha causado gran malestar entre los vecinos sobre una construcción que se levantó en un lugar que no correspondía hacerlo.

 

En días pasados

“El planteamiento ofrecido por el alcalde José Blandón, antes de irse de licencia por la campaña interna de su partido, fue que el edificio no se continuaría construyendo hasta resolver la situación, es oportuno destacar que los bomberos habían cancelado los permisos, al tiempo que el procurador de la administración, Rigoberto González hizo formal recomendación a la Sala Tercera para que declarara ilegal el levantamiento o reactivación del estudio de impacto ambiental de esta obra, quedando solo pendiente revocar el permiso que otorgó la Dirección de Obras y Construcciones del Municipio”.

El vecino advirtió que se estarían haciendo adecuaciones o cambios a los planos, manteniendo los mismos permisos y la recomendación de levantamiento de la suspensión indica que emana de Oficina de Obras y Construcciones, refiriendo que el director de SINAPROC, José Donderis, señaló que esa institución no daría el permiso y que se investigara.

Hace poco, funcionarios de la Defensoría del Pueblo estuvieron en el lugar y se está esperando un informe técnico.

“Nunca debió iniciarse la construcción de este edificio”

Por su parte el representante del corregimiento de San Francisco, Carlos Pérez Herrera, explicó que el Consejo Municipal, a través de un informe de SINAPROC, le solicitó al ingeniero municipal de Panamá que suspendiera la obra por las razones técnicas que el documento reflejaba, pero recientemente el Consejo Municipal recibe otro informe de ese organismo donde indicaba que la construcción cumplía con los requisitos principales y que ya podían ingresar los documentos a la Dirección de Obras y Construcciones para continuar con el proyecto.

“Debido a esto el Consejo Municipal debe acatar lo establecido por el SINAPROC por ser el informe en que se basa este cuerpo colegiado para suspender o no, por lo cual exhorto a Protección Civil aclarar a los vecinos y otros concejales sobre los argumentos sobre si se cumplen o no las normas, escuchando a su vez la opinión de los bomberos para salvaguardar las vidas y seguridad de los residentes, vecinos y del personal que viene trabajando en esta obra”

Sin embargo, Pérez Herrera manifestó que nunca debió iniciarse la construcción del P.H. Buona Vista por no cumplir las normas establecidas de seguridad y acceso en cuanto a entrada y salida de vehículos, lo que refleja que se procedió con una obra de manera equivocada por no tomarse en cuenta las áreas de servidumbre y el sistema de agua potable y sanitaria, entre otros aspectos.