Bella Vista News

Vía Argentina: Comerciantes expresan otra vez su angustia

506
0
Texto: Nervis Araujo/Fotos: Juvenal Cubillán
La fecha fue ratificada: “Para el 30 de marzo la Vía Argentina estará lista en su circulación peatonal y vehicular”, reafirma Ricky Domínguez, representante del corregimiento Bella Vista.
Ante múltiples llamadas y mensajes de los comerciantes, recorrimos de nuevo esta arteria vial en compañía de Domínguez, a quien le ha tocado salir al paso un centenar de veces y dar respuestas. “Ya estamos en la etapa final; el lado frente al parque Andrés Bello estará terminado a finales de esta semana,  para que la próxima,  la vía esté totalmente transitable para el 30 de marzo, ya que éste es el único tramo que falta”.
Respecto a las aceras, dijo que faltan algunos detalles, que deben estar listos para el 15 marzo, ya con sus adoquines, quedando pendiente  la  iluminación que también está prevista para ese mismo día, para luego proceder a los postes de luz y retirar los cables de telecomunicaciones y de electricidad. “Eso se está coordinando con la empresa electrica, luego se va a continuar con la jardinería, para finalizar este proyecto en su totalidad”.
Los tramos abiertos por el tema de la adenda del Idaan, ya están culminados. Ahora están soterrando cables.
Cansados del sacrificio
Las máquinas abriendo nuevamente lo ya construido, le causa “ruido” ensordecedor a los comerciantes del área, quienes han visto la obra como una pesadilla a la que no le ven el día  final. El camino lo han visto largo, han recorrido tramos de caídas drásticas de las ventas, algunos tuvieron que bajar la santamaría; muchos han protestado, se han movilizado y finalmente, exigido indemnizaciones por las perdidas. Se callaron un tiempo, hasta que ven de nuevo las excavaciones que mantienen bloqueados sus medios de vida y  de nuevo, alzan la voz, cada uno desde su trinchera. Acuden a su periódico comunitario, quizás como catársis. Reconocen que la obra tendrá un buen fin, pero su sacrificio ha sido gigante hasta ahora.

“Yo tenía 4 colaboradores y tuvimos que despedir tres y seguir atendiendo con mi familia y un solo empleado. Tuve tres meses con el negocio totalmente bloqueado por las obras, no se cómo hemos sobrevivido”, dice Venancio Sánchez

“El problema de esta construcción es que estaba programada para 18 meses y ya tenemos casi dos años y medio y no vemos cuándo esto se va a terminar, mientras los negocios tenemos que seguir pagando alquileres, trabajadores y demás servicios”, explica Maritza Ellis, del restaurante Caribe.

Dice el jurista
Desde el mes de noviembre hemos venido solicitando a la Alcaldía de Panamá, mediante los recursos que nos permite la Ley 6 de Transparencia, información sobre el proyecto y después una indemnización a los comercios afectados. ha pasado el tiempo y ha habido un silencio absoluto y no hemos tenido respuesta; esto nos permite accionar ante la Sala Tercera de los Contencioso Administrativo para pedir las indemnizaciones que por derecho le corresponden a los afectados por el proyecto de la Vía Argentina”, detalla Rubén Castrejo, abogado de los comerciantes.

Idaan, el gran responsable
“Las caídas de las ventas han sido drásticas, más  del 60%  por tienda; yo llevo tres meses con la entrada bloqueada y la calle de enfrente. Nos han  ahogado con la falta de logística y retrasos en la obra, que ha sido muy afectada por la ineficiencia  del IDAAN, que no cotizó a tiempo y hubo que hacer una adenda al contrato, lo que ha llevado a romper tramos que estaban listos”, dice Ricardo Rojas, propietario de la imprenta Impresiónate, ubicada en el PH Entremares.
 “El proyecto de revitalización de Vía Argentina, originalmente planteado como iniciativa para mejorar muchos aspectos de la zona, paradójicamente ha tenido un prolongado efecto negativo en quienes hacemos vida dentro de esta importante comunidad, por la  lentitud de su ejecución. La forma en que se ha realizado, da a entender que hay un serio problema de coordinación entre las distintas entidades involucradas, comenzando por la Alcaldía de Panamá en su rol de ente promotor, el IDAAN y tal vez, el propio MOP, lo que explica que a la fecha aún continúen las obras sin terminar”, manifiesta Jonathan Moreno, director de operaciones de Deco Fruta.
Dice con notable desconcierto, que además  de los  sobrecostos que para el erario público representa la colocación de material que es removido nuevamente, también llama la atención el elevado costo que sigue representando para los comercios que aún persista una obra de tal magnitud con el evidente impacto en cuanto al freno o disminución de los ingresos, “muy distantes de ser compensados por la medida de exoneración de impuestos y la forma en que impide el normal funcionamiento de los comercios, por solo mencionar dos dimensiones del problema. Clientela y proveedores, sufren a diario las consecuencias de un espacio que sigue sin ser revitalizado, dos años después de iniciadas las obras. El pasado 14 de febrero, practicamente no vendimos nada, siendo una fecha premium para este tipo de negocios”.
¿Qué vamos a hacer? Pregunta, como buscando una respuesta milagrosa, María Luisa Díaz, propietaria de la peluquería, quien escribe a Bella Vista News impulsada por el desespero que le da ver que frente a su negocio volvieron a abrir la calle para meter tuberías. “Han roto 4 veces un mismo tramo, hacen la calle y la vuelven a romper, metiendo tuberías. Frente a mi salón de belleza cada día está peor, ya no viene nadie, no tengo clientes, no sabemos qué vamos a hacer. Yo antes tenía muy buen movimiento, pero ya llevamos dos años con la obra, estamos desesperados, esta semana han venido solo 5 clientes y no sabemos hasta cuándo vamos a estar así y no pretenden indemnizar a uno”. “¿Qué vamos a hacer?”, insiste.
Vicky Gotti, activista y residente de Bella Vista, quien ha llevado la voz cantante en diversas protestas, escribió a través del instagram @bellavistanews “De acuerdo al recorrido que hicimos la última vez con Ricky Domínguez, ésta área no estaba prevista, no estaba entre las que él nos indicó que se iban a romper, entonces hablé con el ingeniero de Cusa y me dijo que ellos tampoco sabían que tenían que abrir de nuevo pero ni modo, rompieron  para meter una tubería que quedó pendiente”. Asegura que esta parte ya estaba lista, con sus colores y todo. “Esto no puede ser, los comerciantes están muy molestos”.