Cultura

Poeta Javier Alvarado: “Panamá necesita un Ministerio de Cultura”

836
0
Javier Alvarado, poeta panameño recientemente galardonado en la Feria del Libro de España por su obra "Epopeya de las Comarcas".

Texto y fotos: Andreína Rodríguez González

…”una sangre una noche o un aullido no fue suficiente,
para tanta moral escrita, para tanto orgasmo petrificado en los esqueletos de la ciudad, que aún se alzan como dentelladas,
como saxofones viejos, actos de fe, pianos rotos, poemas inválidos” (Del poema “Por ti no pasa nunca el tiempo”)

Así como la semilla que florece en medio de la adversidad resulta dar la especie más admirable de todas. Javier Alvarado, poeta santiagueño que a sus 36 años ha logrado cosechar más de una veintena de reconocimientos; agradece haber materializado sus obras en más de 17 proyectos.

“Cuando la excelencia es tu única opción, el triunfo pasa a ser tu primer escalón”.

“El obstáculo más grande para un escritor panameño es romper la barrera de la falta de oportunidades para publicar. No hay espacios para ‘intentar’, tienes que ganar en cada obra que produces”, confiesa.

Grandes logros en corta trayectoria

Licenciado en Lengua y Literatura Española y magíster en Teatro, Alvarado ha recitado sus poemas en países como Cuba, México, Chile y Canadá; así como en Europa desde Inglaterra y Escocia.

Desde el año 2001, ha publicado más de 10 poemarios, entre estos: “Tiempos de vida y muerte“, “Poemas para caminar bajo un paraguas” y “El mar que me habita“.

Entre sus galardones más destacados está el Premio Nacional de Poesía Joven de Panamá “Gustavo Batista Cedeño”, del Instituto Nacional de Cultura de Panamá (INAC), distinción que le lleva a materializar la publicación de su primera obra en el año 2001 y en la que repite como acreedor en los siguientes 2004, 2007 y 2014.

A partir de entonces, se sumaron el Premio Poesía Pablo Neruda, el Primer Premio de los X Juegos Florales Belice y Panamá y Premio Internacional de Poesía Rubén Darío, de Nicaragua, entre otros.

Profundas raíces santiagueñas

De escuchar a su padre cantar décimas y a su madre recitar poesías, su familia inspiró a un talentoso trovador que terminaría de pulir su maestra de literatura, Gloria de Torres. “Ella marcó una etapa crucial en mi vida: me llevó de ser un tímido aspirante a convertirme en escritor”.

Del dicho al hecho

Como reza el refrán, “la mejor palabra no se dice, se hace”, Alvarado no se conformó con leer a sus autores predilectos. “No me basta con ver sus obras porque ese es el resultado final. Yo necesito descubrir cómo llegan allí, en qué se inspiran, cómo comen, a qué huele su despacho. Quería estar en sus zapatos”.

Así, Alvarado asumió como propia la misión de reeditar las obras de escritores nacionales. “Cómo pretendemos hacer que florezca el arte panameño sin alimentar nuestras raíces”.

Iniciativas

Además de impulsar campañas para el rescate de museos, teatros y fomento de estímulos para estudiantes y docentes, defiende el trabajo del INAC y sus esfuerzos por distribuir bibliografía en todo el país.

“Escritores hay y se están formando cada vez más lectores, lo que sí siento es una gran irresponsabilidad, lo que debe darnos hasta vergüenza pública, es que los políticos no se hayan decidido a crear un ministerio de cultura”, destaca.

Para este 2018, el escritor no solo aspira continuar despertando sensaciones con su virtuosa pluma, espera poder llevar a las tablas su primer proyecto teatral, un sueño “exigente” que por primera vez cobrará vida propia.