Tiempo Libre

Venecia es la piazzale más alegre y apasionada de Italia

1387
0
SONY DSC

Arquitectura, fiesta y romance se entretejen para una aventura memorable

Nervis Araujo Rincón/Fotos: Carlos Canelones-NAR

“Entre góndolas y mandolinas, mi corazón canta, te busca entre canales ya viejos. Cantantes y jóvenes en máscaras, te aguardan en cada esquina. Cae la tarde y se viste Venecia de oro”. Estas encarnadas líneas emergen de una de las abundantes prosas dedicadas a esta doncella del mar, a esta ciudad con espíritu moderno y catadura vetusta; hermosa y enigmática por donde se le mire. Única y apasionada, así se siente latir el corazón de esta tierra italiana, dueña absoluta de historias que cuentan grandeza; muy viva en cada segundo de sus días.

Al llegar a Venecia a través de su Gran Canal, lo primero que uno siente es que está en un sueño, de esos lindos que eventualmente llegan a la cotidianidad. No quieres ni parpadear porque no deseas perder ni un pedacito de esas imágenes que están entre el mar, la arquitectura milenaria y un gran deseo cumplido.

El emblema de Venecia son sus canales de agua; por estos la ciudad completa se mueve: turistas, empresarios, trabajadores, niños y amas de casa, especialmente por su Gran Canal; por allí, mientras la embarcación va entrando, es como si ingresaras a su corazón a través de sus 4 kilómetros de agua. Se cruza en un vaporetto, en traghetto, en góndola o a pie, aprovechando sus puentes: Rialto, Academia, de los Descalzos y de la Constitución, que comunica la Piazzale Roma con la zona de la estación de trenes de Santa Lucía.

SONY DSC

Escudriñando sus laberintos

Los mapas y las mujeres no son buenos aliados, así que ojalá haya un hombre en esta aventura, porque Venecia es tan laberíntica como encantadora; entonces, esta herramienta de ubicación es vital y más si no tienes data disponible en el celular. En cualquier hotel o punto de información turística habrá uno, muy colorido y caricaturesco con el que podrás llegar a los puntos más importantes de esta urbe, inscrita como la más romántica del planeta y es un título merecido en abundancia. Hay miles de callejones, unos tan estrechos que muchas veces tienes la sensación de que las casas te aplastarán, pero los múltiples cafés, restaurantes, plazas y tiendas con los que te topas en el andar, hacen que no pienses en eso, solo se puede vivir y disfrutar la experiencia plenamente.

Plaza de San Marcos

Su construcción inició en el siglo IX. Es la única piazza (plaza) de Venecia ya que las otras son son piazzales o campos.  Es una de los espacios más hermosos del mundo, tanto que Napoleón Bonaparte la definió como “el salón más bello de Europa”. A toda hora hay mucho movimiento de gente y ambiente muy alegre, especialmente en sus cafés.

Es el lugar más bajo y es por esto que cuando hay agua alta, se inunda y las autoridades colocan pasarelas para que la gente pueda recorrerla, aunque esté colmada de agua. Allí los puntos más importantes para conocer son: la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, el Museo Correr, el Campanile (el campanario de la basílica) y la Torre dell’Orologio (Torre del Reloj), donde desde su balcón más alto, de estilo renacentista, dos moros de bronce tocan las horas. Durante la Epifanía y la Ascensión sale cada hora una procesión de Reyes Magos presididos por un ángel. Desde lo alto del Campanile vas a tener toda la ciudad a tus pies: la Basílica de San Marcos, la Iglesia de la Salute, San Giorgio, incluso, si el día está claro, podrás ver algunas islas cercanas como Murano.

Monumentos góticos y bizantinos

Palacio Duncan: En sus inicios fue un castillo fortificado del siglo IX pero después de un incendio, tuvo que ser reconstruido y fue utilizado como fortaleza y como prisión. Combina elementos arquitectónicos bizantinos, góticos y renacentistas. En su interior se encuentran pinturas y esculturas de Tiziano, Tintoretto y Bellini. Desde este espacio 120 dogos dirigieron el destino de Venecia durante casi mil años.

Ca’ Rezzonico: es uno de los palacios más importantes de Venecia. Está a la orilla del Gran Canal. Fue construido a mediados del siglo XVII por Baldassare Longhena, En el siglo XVIII vivió en Ca’ Rezzonico su habitante más notable, el Papa Clemente XIII, llamado Carlo della Torre di Rezzonico.

Trajes y máscaras

Si tiene la suerte de coincidir con la celebración  de su Carnaval, pues el viaje será aún más especial y enigmático. Su tradición se remonta al siglo XI, aunque no se declaró festividad pública hasta dos siglos después y conquistó su máximo apogeo en el siglo XVIII, porque algunos aristócratas provenientes de diferentes lugares iban a celebrarlo, así como los príncipes y nobles se escapaban a disfrutar del acontecimiento.

Durante los 10 días que dura, la gente se disfraza y sale a la calle a pasear y a hacerse fotos con los turistas. La verdad, son impactantes y misteriosos ya que andan ataviados con trajes del siglo XVII veneciano, como si estuvieran recién salidos de un cuadro de Canaletto, pintor del período renacentista, nacido en 1697 en Venecia. También se organizan muchos eventos y fiestas, algunas de ellas privadas a las que es difícil asistir sin conocer a alguien. Los precios de las fiestas también suelen ser altos, y una noche puede llegar a costar hasta 500€. En todas las tiendas verá máscaras y antifaces multicolores, en diversos tamaños y precios.

En esos días hay un invierno muy fornido en esta ciudad de aguas, conformada por 118 islas, unidas por sus icónicos puentes (455 en total); la cercanía a los Alpes, colmados de nieve y las lluvias hacen que el frío sea casi insoportable, así que debe llevar buenos abrigos, bufandas, guantes y paraguas.

¿Cómo llegar desde el Aeropuerto de Marco Polo hasta Venecia?

Autobús nº5. Este autobús realiza el trayecto entre el aeropuerto y Piazzale Roma. Precio del billete: 6 euros por trayecto. Autobús azul de la compañía ATVO. Los autobuses tienen una frecuencia de media hora y suelen tardar unos 20 minutos en llegar hasta Piazzale Roma. Precio por trayecto: 6€. Alilaguna. Se trata de un autobús acuático que llega hasta la Plaza de San Marcos. El precio por trayecto es de 15€ y hay servicio durante todo el día. Taxi acuático. Una opción demasiado cara, excepto para grupos grandes, ya que la capacidad del taxi es de 10 personas. El precio suele estar por encima de 100€.

Nota: Los tiquetes se pueden comprar en las taquillas de estas empresas, ubicadas en el aeropuerto o en las máquinas dispensadoras. Si va a Venecia desde otra ciudad de Italia, puede llegar en tren.

SONY DSC