Nacionales

Hace 31 años asesinaron a Hugo Spadafora

571
0
COMPARTIR

Aquel viernes 13 de septiembre de 1985, Hugo Spadafora Franco salió de su casa en San Francisco de Goicoechea, Costa Rica, para hacer frente a su destino, ese que suele aguardar a los hombres cuyo ideal supera los linderos de la vida y la muerte. Ese mismo día funcionarios de las Fuerzas de Defensa, cuerpo militar panameño bajo el mando del General Manuel Antonio Noriega y su estado mayor, lo detuvieron en La Concepción, Bugaba, provincia de Chiriquí. Fue la última vez que lo vieron con vida.

El sábado 14, debajo del puente sobre el río La Vaquita, en el poblado denominado El Roblito, un lugareño encuentra el cuerpo de un hombre decapitado cuya identidad sería oficializada dos días después; se trataba del cadáver del legendario médico panameño, excombatiente guerrillero en el proceso independentista de Guinea-Bisáu, África; en la guerra civil nicaragüense contra la dictadura de Anastacio Somoza y en la denominada contra-revolución que enfrentaba al gobierno sandinista; activo opositor de los militares golpistas del 68 y enemigo declarado del régimen de Noriega.

Aunque fue un duro crítico de la gestión de gobierno derivada del alzamiento del 68, Omar Torrijos los convence de incorporarse a las dependencias públicas de salud, llegando ocupar el cargo de viceministro de salud de Panamá. Luego de la muerte de Torrijos, Spadafora se convierte en un férreo opositor de Noriega, a quien denuncia públicamente como aliado del narcotráfico internacional.

Su muerte conmocionó al país y fue factor clave en el desmoronamiento del régimen de Noriega. Hay muchas lagunas y hechos ocultos alrededor de su muerte; la justicia acusó y condenó por ello a tres personas: el general Manuel Antonio Noriega; Julio César Miranda, alias Muñecón; y Francisco Eliécer González Bonilla, alias Bruce Lee; sin embargo, su familia considera que no se hará justicia hasta que no sea revelada toda la verdad sobre este crimen. El destino de la cabeza del cadáver de Spadafora aún es un misterio.

COMPARTIR