San Francisco News

Ulloa: «No podemos dejar que se nos impongan modelos modernos de uniones»

1562
0
Foto: @Arquipanama

En conmemoración al Año Santo de la Misericordia, convocado por el papa Francisco y por el Arzobispo metropolitano José Domingo Ulloa para la Arquidiócesis de Panamá, cientos de cristianos católicos participaron hoy en la caminata del Jubileo de las Familias.

La caminata comenzó a las 8:00 a.m. desde el centro de la Divina Misericordia en Paitilla, hasta ATLAPA, donde a las 9:30 a.m se celebró la santa misa, presidida por Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, reseñó La Estrella de Panamá.

Durante la homilía Monseñor José Domingo Ulloa aseguró que Jesucristo nos ha revelado que Dios es familia, “un retrato de la familia Trinitaria (Padre, Hijo y Espíritu Santo) es la Familia de Nazaret”.

El Arzobispo manifestó que tampoco hemos de ser fariseos legalistas y condenar lo que no concuerda con nuestra tradición, modo de pensar; sino ponernos en el lugar de esas personas y ayudarlas como lo haría Jesús.

Agregó que no podemos dar concesiones a todo aquello que se está proponiendo contrario a la vida y el matrimonio, fundado sobre un hombre y una mujer.

“No podemos dejar que se nos imponga modelos modernos de uniones, que nada tienen que ver con la realidad de nuestra familias panameñas”, enfatizó Ulloa durante la homilía.

Resaltó que las familias necesitan políticas de Estado adecuadas, que den respuestas a sus múltiples necesidades para mejorar las condiciones de vida en nuestros barrios menos favorecidos.

“Queridas familias, queridos jóvenes, queridos hijos nuestra casa no puede ser solo un hotel, la convivencia no consiste solo en estar en casa, sino en compartir la vida, no es cuestión de estar solo de cuerpo presente, tenemos que estar también en el alma”, destacó Ulloa.

Agregó que en Panamá no sabemos dialogar, pues la primera escuela que es la familia no nos ha enseñado a hacerlo y cuando hablamos de diálogo pensamos en imposición, pero esto es abrirnos a lo que cada uno de nosotros somos.

José Domingo Ulloa aseguró que no existe familia perfecta e invitó a los padres a cumplir su trabajo en el hogar porque son los sacerdotes de la primera iglesia.