Nacionales

21 de marzo|Día Mundial del Síndrome de Down

1036
0

Hoy se celebra en el mundo entero el Día Mundial del Síndrome de Down. Hace ya 11 años que la Asamblea General de la Naciones Unidas designó el 21 de marzo como la oportunidad perfecta para «recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades».

La intención de quienes apoyan esta iniciativa es reconocer la importancia de la independencia individual de estas personas, y la libertad de tomar sus propias decisiones.

¿Qué es el síndrome de down?

Se trata de una afección en la que la persona tiene una copia extra del cromosoma 21. Los cromosomas determinan cómo se forma el cuerpo de un bebé durante el embarazo y cómo funciona mientras se desarrolla en el vientre materno y después de nacer.

Las personas con síndrome de down generalmente tienen un coeficiente intelectual moderadamente bajo y son más lentas para hablar que las demás.

Algunas características físicas comunes del síndrome de down incluyen:

📍 Cara aplanada, especialmente en el puente nasal.

📍 Ojos en forma almendrada.

📍 Cuello corto.

📍 Orejas pequeñas.

📍 Lengua que tiende a salirse de la boca.

📍 Manchas blancas diminutas en el iris.

📍 Manos y pies pequeños

📍 Un solo pliegue en la palma de la mano.

📍 Dedos meñiques pequeños.

📍 Tono muscular débil o ligamentos flojos.

📍 Estatura baja

Existen tres tipos de síndrome de Down. Los rasgos faciales son similares y en algunos casos, se suman algunos problemas de salud como por ejemplo pérdida auditiva, apnea del sueño obstructiva, enfermedades oculares, defectos cardíacos, obstrucciones intestinales, problemas de cadera, enfermedad tiroidea y anemia, entre otros. Lo importante es monitorear siempre para detectar precozmente cualquier problema.

Causas y factores de riesgo

Hasta el momento nadie sabe con exactitud por qué se produce el síndrome de down; sin embargo, se cree que uno de los factores que aumentan el riesgo de tener un bebé con síndrome de down es la edad de la madre (más de 35 años).

Existen test disponibles para detectar la anomalía, que consisten en una combinación de pruebas de sangre para medir la cantidad de algunas sustancias presentes, y también ecografías que permiten observar el líquido que hay detrás del cuello del bebé.

Hay una tercera prueba que analiza la sangre de la madre a fin de detectar los pequeños pedazos del ADN del feto que circulan en la madre.

El muestreo de vellosidades coriónicas examina material proveniente de la placenta y la amniocentesis, examina el líquido amniótico. La cordocentesis, examina la sangre del cordón umbilical.

Existen múltiples terapias para mejorar el rendimiento y calidad de vida de estas personas: terapia del habla, ocupacional y física, lo cual permite que cada día ellos puedan integrarse más a la sociedad y ser personas útiles e independientes.