Urge más conciencia para batallar contra la basura

    499
    0

    Hoy es más frecuente ver “pataconcitos” en las calles y avenidas de los corregimientos San Francisco y Bella Vista, como en el resto de la ciudad. Al parecer, la falta de conciencia de algunos residentes, de los visitantes y la mala gestión pública, son las principales razones, pero veamos qué dicen los vecinos:

    ¿Cuáles son las causas del problema de la proliferación de la basura y otros desperdicios?, con esta interrogante  salimos a las calles a consultar a los vecinos de estas comunidades, que  están agobiados por este problema que perjudica a todos.

    Félix Aldrete, ingeniero Industrial: “La ciudad ha crecido con mala planificación. No se han organizado bien todos los temas de servicio que requiere. Venimos trayendo de arrastre un problema en el manejo de los desechos”.

    Rogelio Brown, jubilado, “La gente no se concientiza, la misma comunidad, pone basura donde sea, también a veces, la frecuencia de los camiones; ahora ven que causa inundaciones, causa de todo y ponen basura donde les da la gana”.

    Florangel Rojas, administradora de empresa, “Es un tema cultural, la gente no se acostumbra a hacerse cargo de los desechos que genera y los deja en la calle, los servicios de recolección existen, sin embargo, no son suficientes a veces, o no hacen recolección en las calles, sino más bien orientados en lo residencial, eso es lo que yo he visto”.

    Alfredo Camargo, ayudante general: “Porque no hay suficientes tanques, son ineficientes para botarla, demoran mucho los carros del aseo, lo que trae la acumulación y se derraman. En el caso del Parque Omar, está el tanque desbordado, el volquete demora una semana en recogerla”.

    Selín Hernández, comerciante: “Falta de personal para recogerla, falta de conciencia, porque la gente está lanzando basura en las calles, especialmente los que tienen y transitan en carros”.

    TONELADAS

    Pero la problemática va mucho más allá; más de 4 mil toneladas de basura se producen en Panamá y muchas llegan a la bahía, procedentes de diversos lugares de la ciudad. Solamente el 58% es recolectado y llevado a vertederos, mientras que el resto termina en el mar o en vertederos a cielo abierto.

    La situación se pone peor en temporada lluviosa, cuando un simple aguacero inunda las calles y consigo  los desechos, como botellas plásticas, llantas y hasta neveras. En 2019, además de que ha llovido intensamente y hemos visto con estupor, la enorme cantidad de basura, atrapada por el BOD, mostrando la inconsciencia e indolencia de las personas.

    El Gobierno, a través de la Autoridad de Aseo  Urbano y Domiciliario (AAUD), el Municipio de Panamá y otros entes administrativos, ha desarrollado diversos programas y planes para tratar de solucionar esta problemática. Una iniciativa fue la promulgación de la Ley 30 sobre basura cero, para impulsar la ejecución de políticas de gestión integral de los residuos sólidos, al igual que establece sanciones para aquellos que la incumplan. Se espera que se empiecen a ver resultados positivos, pero lo más importante es la cultura de la gente.

    “La recolección de la basura se ha convertido, a nivel nacional, en un grave problema, entre las causas que han agravado esta situación están: el incumplimiento en los pagos, la corrupción y la falta de interés en buscar otras alternativas. La basura se ha convertido en cuna y en mortaja de los panameños porque, por ejemplo, entre la basura que se recoge y la que queda libre en las zanjas, quebradas, se producen, entre el distrito de Panamá y San Miguelito, aproximadamente, 1,600 toneladas diarias de desechos. ¿Imaginan la cantidad de material maloliente que nos asfixia cuando estos contaminantes ambientales permanecen a nuestro alrededor por días y a veces hasta por semanas?”, expone Yolanda Hackshaw, docente y escritora.

    Dice que una solución para este dilema sería el tratamiento de la basura hasta convertirla en abono o en energía. Se podrían crear unas plantas industriales en las que se empleen el proceso de lombricultura (para producir abono) o gasificación por plasma (para generar energía), las cuales serían administradas por profesionales idóneos que vivan en los distritos.

    Turismo golpeado

    El representante de la Junta Comunal de Bella Vista, Ricardo Domínguez,  planteó ante el Municipio de Panamá que el problema de la basura afecta más las áreas de restaurantes, donde hay mayor circulación de residentes y turistas.

    Solicitó que se convoque al director de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario para que se establezcan acuerdos con las juntas comunales.

    Reporta ¿Cómo está la situación con este servicio en tu sector? 

    SONY DSC